Lunes, 23 Enero 2017 17:49 Publicado en Prevención

 

prevencion23enero

La tasa de mortalidad del cáncer de tiroides ha estado bastante estable por muchos años, y continúa a la baja en comparación con otros, ya que contamos cada vez con mayor metodología científica para detectarlo de manera temprana. Sin embargo, pese a su fama de no ser el peor de los cánceres, este es un mal que debe tratarse y considerarse de la misma manera que se trata a los demás.

El cáncer de tiroides se diagnostica comúnmente a una edad más temprana en comparación con la mayoría de otros que afectan a los adultos. Casi tres de cada cuatro casos se detectan en mujeres y cerca del 2% de los cánceres tiroideos ocurren en niños y adolescentes.

Para detectar el problema
Aproximadamente ocho de cada 10 carcinomas medulares de tiroides resulta como consecuencia de heredar un gen anormal. Se sospecha que los genes que se encuentran en el cromosoma 19 y en el cromosoma 1 causan estos cánceres familiares.

Se pueden realizar pruebas de sangre para saber si existen las mutaciones genéticas encontradas en cáncer como el medular de tiroides familiar. La mayoría de los casos pueden prevenirse o tratarse a tiempo mediante la extirpación de la glándula tiroides. Una vez que se detecte la enfermedad en una familia, se pueden realizar las pruebas para el gen mutado en el resto de sus integrantes.

Análisis que ayudan
Muchos casos de cáncer de tiroides se pueden detectar tempranamente; de hecho, la mayoría se detectan actualmente mucho más temprano que en el pasado y se tratan con éxito. En etapa inicial, se detecta cuando los pacientes acuden a sus médicos porque han notado nódulos o protuberancias en sus cuellos.

No hay ninguna prueba de detección recomendada para encontrar temprano el cáncer de tiroides. Algunos médicos también recomiendan que las personas se examinen el cuello dos veces al año para buscar cualquier crecimiento o protuberancia.

Los análisis de sangre o la ecografía de la tiroides a menudo pueden encontrar alteraciones, pero estos exámenes no son recomendados como pruebas de detección para el cáncer de tiroides a menos que una persona tenga un mayor riesgo, como antecedentes familiares.

Se recomiendan pruebas genéticas para ver si los jóvenes tienen los cambios genéticos asociados con el MTC. Para las personas que podrían estar en riesgo, pero que no se hacen las pruebas genéticas, las pruebas de sangre pueden ayudar a encontrar el MTC en una etapa temprana, cuando aún puede ser curable.

Sus síntomas
•La aparición de un agrandamiento de toda la glándula o en un solo sector con la aparición de un nódulo.
•Un bulto o masa en el cuello que algunas veces crece rápidamente.
•Ronquera u otros cambios en la voz persistentes.
•Problemas para tragar alimentos.
•Inflamación en el cuello.
•Dificultad para respirar.
•Tos constante que no se debe a un resfriado.
•Dolor en la parte frontal del cuello que algunas veces llega hasta los oídos.

Dr. Roberto Holguín Almada
Endocrinología y Nutrición
Tel. (662) 300 0067

Viernes, 21 Octubre 2016 20:24 Publicado en Prevención

 

prevencion21octubre

Tu boda debe ser uno de los días más especiales de tu vida, y como tal, se espera que todo quede a la perfección. Una de las cosas a lucir en un evento tan importante es la piel. Y, ¿cómo preparar nuestra piel para ese evento?

1 año antes de tu evento
Momento perfecto para planear cambios drásticos en tu piel como los que involucran procesos de cicatrización importante.
• Quitar lunares, modificar cicatrices antiguas, quitar tatuajes, entre otros.
• Todo lo que implique cortar la piel o repararla por métodos quirúrgicos o láseres profundos tiene resultado hasta un año después de haberlo hecho.
• Los procesos de depilación láser requieren de por lo menos un año para tener resultados totales.
• Es el momento perfecto para dejar de fumar. Los cambios en la piel del fumador son muy notorios y pueden revertirse un poco al dejar de fumar un año antes de un evento importante; además de que no fumar favorece a la cicatrización.

9 meses antes de tu evento
Es el momento ideal para comenzar una rutina de cuidado de la piel de la cara.
• Se instaura tratamiento específico para el problema de la piel como acné o manchas. Pueden utilizarse medicamentos vía oral o aplicados.
•Es tiempo para comenzar a modificar la rutina diaria del cuidado de la piel con el uso de cremas de noche y protectores solares.
•Pueden realizarse procedimientos de rejuvenecimiento ablativo como láser fraccionado y peelings profundos o medios.
•Aplicación de ácido hialurónico como mesoterapia para mejorar cicatrices por acné.
• Uso de escleroterapia para quitar várices en las piernas.

6 meses antes de tu evento
Buen momento para afinar detalles en la piel del cuerpo con tratamientos reafirmantes o para celulitis.
•Los procedimientos como ultrasonido por cavitación, lipoescultura por radiofrecuencia o ultrasonido, pueden empezarse en este momento y sostenerse hasta el momento del evento.

3 meses antes de tu evento
Pulir los detalles que van quedando en la piel y realizar cambios mínimos como:

• Aplicación de ácido hialurónico como mesoterapia.
• Aplicación de rellenos de ácido hialurónico para aumentar el volumen de los labios, quitar ojeras, aumentar el pómulo para mejorar o perfilar la cara.
• Uso de técnicas como LPI DYE para dar más luminosidad a la piel, terminar de cerrar los poros y quitar las pequeñas líneas de expresión y venitas rojas.
• Peelings superficiales y medios para cerrar los poros, matificar la piel y darle una textura más uniforme.

1 mes antes de tu evento
• Aplicación de toxina botulínica y borrar o disminuir las líneas de expresión más marcadas. Aplicarlo un mes antes asegura que en el momento del evento el efecto sea el mejor.
• Aplicación de mesoterapia con ácido hialurónico para hidratar de manera profunda la piel y eliminar líneas finas de expresión.
• Fijarte una dieta que permanezca constante hasta el día del evento: ingerir abundante agua y bajar el consumo de sodio para evitar retener líquidos.

15 días antes del evento
• No modifiques nada. Es muy importante mantener constante el uso de cremas, jabones, maquillajes y productos.
• Dos semanas antes, no debes usar tratamientos nuevos ni aplicarte ninguna sustancia inyectada o hacerte láser o peelings.
• No intentes maquillajes nuevos ni tomes nuevos suplementos. No hagas cambios drásticos en tu dieta.

1 semana antes
• No te desveles, no fumes y no consumas altas cantidades de sodio.
• Trata de consumir agua con más regularidad, no comas alimentos distintos a los habituales y evita productos con alto contenido de sodio como salsa de soya y chiles en polvo.


Dra. Rosa María Zazueta López
Dermatología, Cirugía Dermatológica y Cáncer de piel

Viernes, 07 Octubre 2016 22:29 Publicado en Prevención

 

prevencion7octubre

Las enfermedades alérgicas son padecimientos que afectan a todas las personas sin importar su sexo, sin embargo, son más comunes en niños y adolescentes. En general decimos que el paciente que sufre de alergias tiene un fondo genético, es decir, la capacidad de ser alérgico se hereda. Todavía no se sabe a ciencia cierta cómo es que la herencia juega un factor determinante para que madres y padres alérgicos tengan mayor posibilidad de tener un hijo alérgico que aquellos que no lo son. El siguiente factor clave es la exposición de los sensibilizantes o sustancias alergénicas que abundan en nuestro entorno.
En nuestro medio, las alergias son muy comunes debido a la gran variedad que hay. En las zonas desérticas, semidesérticas y hasta en la sierra, tenemos pólenes de malezas, árboles, polvo y hongos en gran cantidad. En verano es muy común ser víctimas de las alergias debido a los coolers y aires acondicionados por las famosas tolvaneras que se levantan en sitios no pavimentados.


Como decíamos, dependiendo de dónde se produzca la respuesta inflamatoria, tenemos el tipo de enfermedad alérgica. Sin duda alguna, lo más común son los padecimientos en las vías respiratorias inferiores, de esta manera se ven afectados los bronquios. Cuando la alergia afecta los ojos se manifiesta como conjuntivitis. Vale la pena mencionar que la rinitis y la asma son enfermedades que van de la mano, es decir, en general empieza por un problema en la nariz y posteriormente se afectan las vías respiratorias inferiores, o sea los bronquios. En verano son muy comunes por el sol las enfermedades de manifestación alérgica en la piel: dermatitis atópicas y las urticarias.


En la actualidad disponemos de un arsenal muy amplio para el control de los síntomas de estos padecimientos. Los antihistamínicos son muy conocidos y en ocasiones se abusa de su consumo debido a que se venden sin receta médica. Los esteroides son buenos cuando se utilizan debidamente para el control sintomático de la alergia, y el beta-agonista y los anticolinérgicos son excelentes para abrir los bronquios. Estos métodos en general son conocidos como nebulizadores y antileucotrienos, los cuales son medicamentos de punta en el tratamiento sintomático de la alergia. Cabe mencionar que dichos medicamentos no curan el padecimiento alérgico, lo único que actúa sobre la historia natural de la enfermedad, es la inmunoterapia o lo que la gente conoce como vacunas para la alergia.


Para elaborar estas vacunas hay una previa realización de pruebas a las que nombramos pruebas cutáneas. Con estas pruebas se busca la causa de la alergia. Una vez identificada la sustancia causante de su alergia, hacemos una vacuna que contiene lo mismo a lo que la persona es alérgica y la aplicamos en forma de inyección o por vía oral. Una vez que las personas se vacunan durante un tiempo relativamente largo, hablamos de un año o dos, se ha demostrado que en años posteriores a dejar la vacuna, de cinco a ocho años, los síntomas desaparecen y no necesitan seguir tomando el tratamiento. Con este tratamiento, los pacientes han superado los síntomas alérgicos.


Si padeces de algún síntoma de alergia, no lo dudes y visita a tu alergólogo de confianza.

Dr. Alberto Monteverde Maldonado.
Alergia e Inmunología Clínica y Medicina Interna.
Cédula de Especialidad: 3872869 DGPRS, 76/05
Cédula de Subespecialidad: 4412578. DGPRS. 8/05
Cínica del Noroeste / Tel. (662) 213 1363 y Cel. (662) 300 5688
Recibe comentarios al correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Twitter: @vivirsinalergia

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones