Sábado, 04 Mayo 2013 18:19 Publicado en Prevención
 
Como-dejar-de -fumar

Anota tu consumo: Para suspender el consumo de tabaco se recomienda fumar dos semanas anotando en una hoja la hora, el lugar, la actividad que se desarrolla y el estado de ánimo de la persona antes de encender el cigarro, es decir observarse a sí mismo y qué es lo que sucede alrededor de la persona al momento de sentir la necesidad de fumar.

Este registro antes de encender el cigarro a veces favorece el tomar la decisión de posponer el fumar y permite a la persona disminuir el consumo; lo recomendable sería que fumara normalmente para tratar de identificar las situaciones o estados de ánimo que favorecen el consumo de cigarro.

Fijar una fecha meta: Anotar esta fecha en la agenda personal y en un lugar visible para facilitar la aceptación de tal fecha como inaplazable. Un día antes de dejar de fumar eliminar los elementos que utilice para fumar: Cigarrera, encendedor, ceniceros.
Fumar el último cigarro y eliminar los cigarros, buscar aquellos cigarros que normalmente se guardan como medidas de emergencia y destruirlos.

Comparte la actividad: Si lo considera prudente compartir esta actividad con los seres queridos o personas que pueden apoyarlo durante el proceso de dejar de fumar, ellos podrán entender mejor su estado de ánimo cambiante al dejar de fumar y representarán un apoyo importante.

Terapia de reemplazo: Si tú has intentado dejar de fumar anteriormente y has experimentado los síntomas del síndrome de abstinencia, y estos son de gran intensidad, tal vez decidas utilizar alguna terapia de reemplazo. La más económica y con buenos resultados sería el chicle con nicotina.

Cambiar rutina: Es importante practicar actividades alternativas a las situaciones comúnmente asociadas al consumo de cigarro, por ejemplo si al levantarse acostumbra fumar, elija salir a caminar 5 ó 10 minutos.

Cambios inmediatos: Algo con lo que necesitas aprender a vivir es el deseo de fumar, existen ex fumadores que después de muchos años de abstinencia sienten repentinamente el deseo de fumar, incluso llegan a soñar que están fumando y se despiertan con ansiedad.

Traer algo en la boca: Cuando una persona deja de fumar es común que sienta la necesidad de traer algo en la boca, recomiendo tener preparadas tiras de apio, pepino y jícama, para consumirlas libremente, también es recomendable el consumo de dos litros de agua, para evitar el consumo excesivo de alimentos.

 

 

Sábado, 04 Mayo 2013 18:14 Publicado en Prevención
 
A-bailar 

Con el baile se ejercita la coordinación y agilidad de movimientos, el equilibrio y la respiración. Contribuye a mejorar la circulación de la sangre, aumenta el drenaje de líquidos y toxinas y se elimina grasa.

Esculpe las piernas y los brazos; las piernas son, sin lugar a dudas, las grandes beneficiadas de las sesiones de danza. Y también los brazos, los movimientos sistemáticos y constantes ayudan a fortalecer los músculos y a eliminar la flacidez.

Salsa: Hay muchas explicaciones sobre el origen del término “salsa”, se dice que se originó en una palabra usada para animar a las orquestas, tomada por el diseñador gráfico de la orquesta Fania All Star. También se dice que viene del son cubano “Échale salsita”. La clave esencial para el dominio de la salsa es una herencia de la música africana en la que uno de los músicos toca un ritmo específico y único. La salsa bebe esencialmente de la música cubana, pero es el resultado del marketing de los puertorriqueños en Nueva York. Algunas de las de vueltas típicas son: “Dile que sí”, “dile que no”, “setenta”, “guapeo”, “enchufa y castígala”, entre otros.

Bachata: La bachata, un ritmo de las clases populares dominicanas, desdeñado por mucho tiempo, vino a incorporarse al mundo de los ritmos bailables internacionales a raíz de su dignificación por parte de artistas como Luis Días en los 80 y en especial por Juan Luis Guerra en los 90. Se dice que es un híbrido entre el bolero rítmico, el son, el huapango y el pasillo. El movimiento básico del baile es una serie de pasos simples que produce un movimiento de adelante para atrás, o de costado a costado. El carácter del baile se logra con un movimiento sensual del cuerpo y cadera.

Merengue: Su origen está centrado en República Dominicana desde donde ha tenido una influencia enorme en el resto de la música afro-caribeña. El merengue es mucho más sencillo que sus primos cubanos, consistiendo en una danza de dos pasos, con un nivel de coordinación requerido entre brazos y piernas. Las parejas pueden bailar pegadas, con lo que sólo se ejecutan pasos sencillos, o separadas para poder desplegar combinaciones de giros, se baila como caminando, se da un paso con cada golpe de la música. Los movimientos de caderas pueden ser decisivos por parte de quien lleva, dominar la sincronización de caderas aporta muchas combinaciones de giros.

El Cha-cha-chá: Este baile surgió tras un proceso de experimentación con el danzón del compositor Enrique Jarrín que intentó bautizar a sus experimentos con el nombre de “neodanzón”. El nombre que todos conocemos nació con ayuda de los bailadores, cuando al inventarse el baile que se acoplaba al ritmo, se descubrió que los pies marcaban un sonido peculiar al rozar el suelo, precisamente tres tiempos seguidos, cha-cha-chá, y de ahí de ese sonido nació, por onomatopeya, el nombre del ritmo. El paso tiene 4 tiempos, como la música y se baila con 2 movimientos lentos y 3 rápidos (más una pausa).

Rueda de casino: Tiene su origen en los tempranos años 50 en la ciudad de La Habana, en donde las grandes salas de baile reunían a grupos de jóvenes para bailar su música. Hasta este momento cada baile tiene su correspondiente música, ejemplo, el danzón, el son o el mambo. Es un baile de pareja enlazada, pueden soltarse en algunas ocasiones pero siempre va a volver la pareja, ya que lo que va a definirlo es el movimiento de los brazos que en ocasiones va a ser complicado y difícil de ejecutar.

Jazz: La danza jazz surge de las danzas negras del siglo XIX en Norteamérica. A partir de entonces surgen nuevos estilos que acentúan la línea corporal, la movilidad del torso, cadera, etc. Surge también el trabajo de piernas rápido y preciso que, a diferencia de los pies girados hacia fuera como en ballet, estos están en paralelo. Además exagera los movimientos aislados de ciertas partes del cuerpo, como los hombros. Hay varios estilos del jazz, como el jazz lírico, pop, jazz funk, jazz show, entre muchos otros más. Aporta un mejor rendimiento en cuanto a velocidad, ataque, giro, suspensión, cambio de peso, manejo del ritmo y sensualidad, además de trabajar el esqueleto y la musculatura de una forma compacta y dinámica.

Ballet: El ballet nació en Italia, pero fue en Francia donde se desarrolló durante el reinado del Rey Luis XlV. El primer ballet se llamo “Ballet cómico de la reina” y fue en el año 1581, fundado por Baltasar de Beajoyeulx. Se manejan diferentes técnicas, depende de la escuela, que son: Italiana, francesa, rusa, inglesa, americana, danesa y cubana. La persona que practica ballet clásico tiene las bases para practicar otro tipo de danza. Mejora la elasticidad, la resistencia y fortalece los músculos. Ayuda también a encontrar un paso armonioso, cabeza y cuerpo erguidos, que te darán una mejor presencia física. Logramos coordinación. Una forma de expresar nuestros sentimientos y emociones a través de gestos finos, armoniosos y coordinados.

Tap: Desarrollada en Estados Unidos durante el siglo XlX y popular en muchas partes del mundo. El nombre viene del sonido de las pequeñas placas del zapato que golpean el piso, un aspecto de este baile es la improvisación; y con el sonido del pie se sigue el ritmo de la música. El tap se ve sobre todo en el teatro musical americano. Nos ayuda en la coordinación de pies y brazos al mismo tiempo que el ritmo de la música, para que el sonido sea igual. Requiere mucha concentración.

Danza contemporánea: El ballet busca la perfección y una estética en sus movimientos, la danza contemporánea surge a través de hacer todo lo contrario y realizar los movimientos más libres e improvisados, generalmente se baila con los pies descalzos. Es decir, el ballet te danza una historia, un cuento irreal; en la danza contemporánea se danzan experiencias e historias reales. La técnica contemporánea está basada en la del ballet clásico. Existen varias técnicas como la llamada “Graham” creada por Martha Graham, ex alumna de St Denis, su técnica se basa en la contracción del cuerpo. Otra es la técnica “Cunningham” de la bailarina Merce Cunninghman, ex alumna de Martha Graham.

 

 

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones