Prevención

Prevención (56)

Jueves, 02 Marzo 2017 17:12

Misión: dieta ✓

Escrito por

 

prevencion2marzo

Con el inicio del año vienen aquellos propósitos que la mayoría nos venimos planteando desde algunos años atrás, entre los cuales destaca el famoso "ahora sí me voy a poner a dieta".

¿Por qué es tan difícil llevar a cabo este propósito?, ¿por qué es tan complicado para tantas personas bajar de peso o mejorar sus hábitos alimenticios? El principal problema es la falta de constancia, por lo que abandonan su plan de alimentación saludable. Esta inconsistencia puede tener una infinidad de motivos: demasiados eventos sociales, problemas emocionales, situaciones familiares ajenas a nosotros, situaciones económicas o falta de tiempo.

Pero lo que realmente queremos saber es cómo evitar abandonar nuestro plan de alimentación. Estos son algunos tips:

•Motivación
Ten fija una fecha, ya sea por algún evento o por gusto, o simplemente ponte una meta de preferencia a corto plazo, es decir que puedes lograrlo en poco tiempo (uno o dos meses).

•Ten un día libre
Permítete tener un día o al menos una comida "libre" en la que puedas comer algo que tengas ganas, pero sin excederte, esto permite soltar un poco de presión que puedes llegar a sentir en la semana al prohibirte azucares o grasas. Por ejemplo: una bolsa pequeña de papitas, una paleta helada, una taza de nieve o 2 trozos de pizza.

•Utiliza alimentos que te gusten
Siempre procura verificar tu menú para estar segura de que todo sea de tu agrado y no lo vas a comer de mala gana; si es así, haz cambios en tus alimentos, aun cuando llevar un plan de alimentación requiere algunos sacrificios, no significa que tengas que comer alimentos que no te agraden, esto ocasiona que te enfades de llevar un plan más rápidamente.

•Invita a alguien
Trata de invitar a tu pareja, mejor amiga, hermana o a alguien con quien convivas mucho a iniciar contigo el plan de alimentación o ejercicio, de esta manera es mucho más fácil motivarse el uno al otro y mantenerse dentro del camino.

•Adáptate a tu entorno
Muchas veces los eventos sociales no nos dejan opciones saludables, pero es importante no dejar de asistir a estos solo porque se está llevando un plan de alimentación; abandonar tus actividades sociales le deja un mensaje negativo a tu subconsciente, ya que la idea de una dieta adopta la sensación de encierro. Hoy en día, la mayoría de los restaurantes tienen opciones saludables para ti, adapta tu plan a alguna de esas opciones.

Claro que todo esto se dice mucho más fácil de lo que es llevarlo a cabo, pero si uno es constante y realmente quiere lograr un objetivo, cada paso hacia la meta valdrá la pena.

 

Nutrióloga Glenda Morales B.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Miércoles, 01 Marzo 2017 21:12

Vive sin estrés

Escrito por

 

prevencion1marzo

 

Las presiones de la vida moderna nos mantienen en un constante estado de alerta. Los seres humanos tenemos una respuesta innata ante cualquier situación percibida como amenaza, a esto se le llamada respuesta de lucha o huida. Se piensa que esta respuesta un acto reflejo que ha ayudado a la supervivencia de la especie, ya que ante situaciones amenazadoras se producen sustancias como la adrenalina y el cortisol, que incrementan el ritmo cardiaco y la capacidad pulmonar, permitiendo que recibamos una dosis de energía y fuerza que nos facilita realizar actividades físicas intensas.

En la actualidad es como si nos mantuviéramos en un estado perpetuo de lucha o huida, y ese incremento sostenido de hormonas y neurotransmisores va ocasionando cambios en nuestro cuerpo que nos vuelven más propensos a desarrollar ciertos problemas de salud.

Es común presentar cierto nivel de estrés en respuesta a demandas de rendimiento o productividad en el trabajo, incluso podría considerarse saludable, ya que nos mantiene enfocados y alertas, sin embargo cuando esos niveles de estrés aumentan y comienzan a afectarnos física y psicológicamente, es cuando se considerará nocivo.

Las consecuencias del estrés laboral son similares a las de cualquier otro cuadro de estrés crónico, van desde problemas de concentración o memoria, alteraciones en el estado de ánimo, alteraciones del sueño y el apetito, e incluso problemas físicos (intestinales, dermatológicos y musculares, entre otros).

Para tratar de disminuir el estrés laboral podemos utilizar las siguientes recomendaciones:

• Organiza tu tiempo: levántate temprano y llega a tu trabajo sin prisas, es importante iniciar el día libre de estrés innecesario.

• Maneja una lista de pendientes: analiza las tareas a realizar durante el día para que estés preparado para hacerlas, de esta manera podrás darle prioridad a las tareas que así lo requieran y evitarás incumplir objetivos importantes.

• Toma tu tiempo: date un minuto después de realizar una tarea para buscar posibles errores, así no te frustrarás si terminas todo y al final comienzas a encontrar fallas.

• Toma un descanso: cada dos horas de trabajo toma por lo menos 5 minutos para distraerte y estirar el cuerpo, esto te mantendrá relajado y facilitará tu capacidad de concentración.

• Organiza tu lugar de trabajo: es importante que sepas dónde están tus herramientas de trabajo y documentos importantes.

• Evita las distracciones: utilizar el tiempo laboral en trabajar te ayudará a cumplir con tus obligaciones en tiempo y forma. Evita los distractores a menos que sean en tu momento de descanso.

• No lleves pendientes a casa: es difícil aprender a dejar los problemas laborales en la oficina, pero es vital para una adecuada salud mental. Disfruta de la tranquilidad de tu hogar, convive con tu familia y amigos, y realiza tus hobbies preferidos.


Dr. Luis Daniel Avila Gámez es Médico Psiquiatra certificado por el Consejo Mexicano de Psiquiatría. Grupo Médico Fátima. Tel. 214 1530 y urgencias: (662) 189 2889 y 99.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
www.sanamente.com.mx
www.facebook.com/5anamente

Lunes, 23 Enero 2017 17:49

Cáncer de tiroides

Escrito por

 

prevencion23enero

La tasa de mortalidad del cáncer de tiroides ha estado bastante estable por muchos años, y continúa a la baja en comparación con otros, ya que contamos cada vez con mayor metodología científica para detectarlo de manera temprana. Sin embargo, pese a su fama de no ser el peor de los cánceres, este es un mal que debe tratarse y considerarse de la misma manera que se trata a los demás.

El cáncer de tiroides se diagnostica comúnmente a una edad más temprana en comparación con la mayoría de otros que afectan a los adultos. Casi tres de cada cuatro casos se detectan en mujeres y cerca del 2% de los cánceres tiroideos ocurren en niños y adolescentes.

Para detectar el problema
Aproximadamente ocho de cada 10 carcinomas medulares de tiroides resulta como consecuencia de heredar un gen anormal. Se sospecha que los genes que se encuentran en el cromosoma 19 y en el cromosoma 1 causan estos cánceres familiares.

Se pueden realizar pruebas de sangre para saber si existen las mutaciones genéticas encontradas en cáncer como el medular de tiroides familiar. La mayoría de los casos pueden prevenirse o tratarse a tiempo mediante la extirpación de la glándula tiroides. Una vez que se detecte la enfermedad en una familia, se pueden realizar las pruebas para el gen mutado en el resto de sus integrantes.

Análisis que ayudan
Muchos casos de cáncer de tiroides se pueden detectar tempranamente; de hecho, la mayoría se detectan actualmente mucho más temprano que en el pasado y se tratan con éxito. En etapa inicial, se detecta cuando los pacientes acuden a sus médicos porque han notado nódulos o protuberancias en sus cuellos.

No hay ninguna prueba de detección recomendada para encontrar temprano el cáncer de tiroides. Algunos médicos también recomiendan que las personas se examinen el cuello dos veces al año para buscar cualquier crecimiento o protuberancia.

Los análisis de sangre o la ecografía de la tiroides a menudo pueden encontrar alteraciones, pero estos exámenes no son recomendados como pruebas de detección para el cáncer de tiroides a menos que una persona tenga un mayor riesgo, como antecedentes familiares.

Se recomiendan pruebas genéticas para ver si los jóvenes tienen los cambios genéticos asociados con el MTC. Para las personas que podrían estar en riesgo, pero que no se hacen las pruebas genéticas, las pruebas de sangre pueden ayudar a encontrar el MTC en una etapa temprana, cuando aún puede ser curable.

Sus síntomas
•La aparición de un agrandamiento de toda la glándula o en un solo sector con la aparición de un nódulo.
•Un bulto o masa en el cuello que algunas veces crece rápidamente.
•Ronquera u otros cambios en la voz persistentes.
•Problemas para tragar alimentos.
•Inflamación en el cuello.
•Dificultad para respirar.
•Tos constante que no se debe a un resfriado.
•Dolor en la parte frontal del cuello que algunas veces llega hasta los oídos.

Dr. Roberto Holguín Almada
Endocrinología y Nutrición
Tel. (662) 300 0067

Viernes, 21 Octubre 2016 20:24

Piel perfecta el día de tu boda

Escrito por

 

prevencion21octubre

Tu boda debe ser uno de los días más especiales de tu vida, y como tal, se espera que todo quede a la perfección. Una de las cosas a lucir en un evento tan importante es la piel. Y, ¿cómo preparar nuestra piel para ese evento?

1 año antes de tu evento
Momento perfecto para planear cambios drásticos en tu piel como los que involucran procesos de cicatrización importante.
• Quitar lunares, modificar cicatrices antiguas, quitar tatuajes, entre otros.
• Todo lo que implique cortar la piel o repararla por métodos quirúrgicos o láseres profundos tiene resultado hasta un año después de haberlo hecho.
• Los procesos de depilación láser requieren de por lo menos un año para tener resultados totales.
• Es el momento perfecto para dejar de fumar. Los cambios en la piel del fumador son muy notorios y pueden revertirse un poco al dejar de fumar un año antes de un evento importante; además de que no fumar favorece a la cicatrización.

9 meses antes de tu evento
Es el momento ideal para comenzar una rutina de cuidado de la piel de la cara.
• Se instaura tratamiento específico para el problema de la piel como acné o manchas. Pueden utilizarse medicamentos vía oral o aplicados.
•Es tiempo para comenzar a modificar la rutina diaria del cuidado de la piel con el uso de cremas de noche y protectores solares.
•Pueden realizarse procedimientos de rejuvenecimiento ablativo como láser fraccionado y peelings profundos o medios.
•Aplicación de ácido hialurónico como mesoterapia para mejorar cicatrices por acné.
• Uso de escleroterapia para quitar várices en las piernas.

6 meses antes de tu evento
Buen momento para afinar detalles en la piel del cuerpo con tratamientos reafirmantes o para celulitis.
•Los procedimientos como ultrasonido por cavitación, lipoescultura por radiofrecuencia o ultrasonido, pueden empezarse en este momento y sostenerse hasta el momento del evento.

3 meses antes de tu evento
Pulir los detalles que van quedando en la piel y realizar cambios mínimos como:

• Aplicación de ácido hialurónico como mesoterapia.
• Aplicación de rellenos de ácido hialurónico para aumentar el volumen de los labios, quitar ojeras, aumentar el pómulo para mejorar o perfilar la cara.
• Uso de técnicas como LPI DYE para dar más luminosidad a la piel, terminar de cerrar los poros y quitar las pequeñas líneas de expresión y venitas rojas.
• Peelings superficiales y medios para cerrar los poros, matificar la piel y darle una textura más uniforme.

1 mes antes de tu evento
• Aplicación de toxina botulínica y borrar o disminuir las líneas de expresión más marcadas. Aplicarlo un mes antes asegura que en el momento del evento el efecto sea el mejor.
• Aplicación de mesoterapia con ácido hialurónico para hidratar de manera profunda la piel y eliminar líneas finas de expresión.
• Fijarte una dieta que permanezca constante hasta el día del evento: ingerir abundante agua y bajar el consumo de sodio para evitar retener líquidos.

15 días antes del evento
• No modifiques nada. Es muy importante mantener constante el uso de cremas, jabones, maquillajes y productos.
• Dos semanas antes, no debes usar tratamientos nuevos ni aplicarte ninguna sustancia inyectada o hacerte láser o peelings.
• No intentes maquillajes nuevos ni tomes nuevos suplementos. No hagas cambios drásticos en tu dieta.

1 semana antes
• No te desveles, no fumes y no consumas altas cantidades de sodio.
• Trata de consumir agua con más regularidad, no comas alimentos distintos a los habituales y evita productos con alto contenido de sodio como salsa de soya y chiles en polvo.


Dra. Rosa María Zazueta López
Dermatología, Cirugía Dermatológica y Cáncer de piel

Viernes, 07 Octubre 2016 22:29

Las alergias y sus padecimientos

Escrito por

 

prevencion7octubre

Las enfermedades alérgicas son padecimientos que afectan a todas las personas sin importar su sexo, sin embargo, son más comunes en niños y adolescentes. En general decimos que el paciente que sufre de alergias tiene un fondo genético, es decir, la capacidad de ser alérgico se hereda. Todavía no se sabe a ciencia cierta cómo es que la herencia juega un factor determinante para que madres y padres alérgicos tengan mayor posibilidad de tener un hijo alérgico que aquellos que no lo son. El siguiente factor clave es la exposición de los sensibilizantes o sustancias alergénicas que abundan en nuestro entorno.
En nuestro medio, las alergias son muy comunes debido a la gran variedad que hay. En las zonas desérticas, semidesérticas y hasta en la sierra, tenemos pólenes de malezas, árboles, polvo y hongos en gran cantidad. En verano es muy común ser víctimas de las alergias debido a los coolers y aires acondicionados por las famosas tolvaneras que se levantan en sitios no pavimentados.


Como decíamos, dependiendo de dónde se produzca la respuesta inflamatoria, tenemos el tipo de enfermedad alérgica. Sin duda alguna, lo más común son los padecimientos en las vías respiratorias inferiores, de esta manera se ven afectados los bronquios. Cuando la alergia afecta los ojos se manifiesta como conjuntivitis. Vale la pena mencionar que la rinitis y la asma son enfermedades que van de la mano, es decir, en general empieza por un problema en la nariz y posteriormente se afectan las vías respiratorias inferiores, o sea los bronquios. En verano son muy comunes por el sol las enfermedades de manifestación alérgica en la piel: dermatitis atópicas y las urticarias.


En la actualidad disponemos de un arsenal muy amplio para el control de los síntomas de estos padecimientos. Los antihistamínicos son muy conocidos y en ocasiones se abusa de su consumo debido a que se venden sin receta médica. Los esteroides son buenos cuando se utilizan debidamente para el control sintomático de la alergia, y el beta-agonista y los anticolinérgicos son excelentes para abrir los bronquios. Estos métodos en general son conocidos como nebulizadores y antileucotrienos, los cuales son medicamentos de punta en el tratamiento sintomático de la alergia. Cabe mencionar que dichos medicamentos no curan el padecimiento alérgico, lo único que actúa sobre la historia natural de la enfermedad, es la inmunoterapia o lo que la gente conoce como vacunas para la alergia.


Para elaborar estas vacunas hay una previa realización de pruebas a las que nombramos pruebas cutáneas. Con estas pruebas se busca la causa de la alergia. Una vez identificada la sustancia causante de su alergia, hacemos una vacuna que contiene lo mismo a lo que la persona es alérgica y la aplicamos en forma de inyección o por vía oral. Una vez que las personas se vacunan durante un tiempo relativamente largo, hablamos de un año o dos, se ha demostrado que en años posteriores a dejar la vacuna, de cinco a ocho años, los síntomas desaparecen y no necesitan seguir tomando el tratamiento. Con este tratamiento, los pacientes han superado los síntomas alérgicos.


Si padeces de algún síntoma de alergia, no lo dudes y visita a tu alergólogo de confianza.

Dr. Alberto Monteverde Maldonado.
Alergia e Inmunología Clínica y Medicina Interna.
Cédula de Especialidad: 3872869 DGPRS, 76/05
Cédula de Subespecialidad: 4412578. DGPRS. 8/05
Cínica del Noroeste / Tel. (662) 213 1363 y Cel. (662) 300 5688
Recibe comentarios al correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Twitter: @vivirsinalergia

Lunes, 20 Junio 2016 17:01

El valor de un pasatiempo

Escrito por

 

prevencion20junio

La necesidad, quizá, o el deseo de una estabilidad financiera, el cansancio, la fatiga, son razones muy válidas, pero no suficientes, para no escapar de la rutina, pues la sensación de estar demasiado ocupados y el miedo a romper los esquemas comunes son los principales enemigos de la felicidad. Mantener la cabeza en asuntos negativos tiene efectos nefastos sobre nuestra salud. La preocupación no es más que una

desvinculación con el presente. El día nos ofrece 24 horas, y tomarte una de ellas para obsequiártela, para pasar el tiempo, es lo más sensato que puedes hacer.

 

La emoción de una actividad
Dedicarse a aquello que te entusiasma te hará mucho más llevadero tu esfuerzo. De hecho, no es sorprendente que las personas más longevas y bellas sean las más optimistas, las más tranquilas y las que menos se preocupan.


Por muy exitosa que seas en tu área laboral, atesorar una pasión es imprescindible: es algo que complementará tus días y realizarla será una motivación en tu vida.

 

Una oportunidad de negocio


En la actualidad, la creatividad que desarrollas al hacer lo que te gusta es una competencia de demanda creciente en la sociedad, sociedad afligida por la desaparición de los empleos tradicionales e inmersa en un radical quiebre del modelo económico y laboral. Así pues, entre el progreso de la tecnología y la globalización, resulta inevitable la búsqueda de nuevas áreas de desarrollo personal y profesional. Es, entonces, no solo una obligación moral, sino un recurso imprescindible para tu desenvolvimiento futuro.

Beneficios a la Salud
Las bondades que traerá a tu salud el cultivo de un pasatiempo son cuantiosas y comprobadas científicamente. Entre ellas destacan:

Expande capacidades, descubriendo talentos y fortalezas. Fomenta el desarrollo de tus virtudes.


Amplifica la concentración y la atención, perfeccionando, a su vez, la toma de decisiones.


Clarifica la percepción de uno mismo y acrecienta la autoestima y aumenta el nivel de autoconfianza. Impulsa la independencia y la madurez emocional.


Contribuye a una mejor salud mental, reduciendo el estrés y combatiendo la ansiedad y la depresión.
Previene el deterioro cerebral y enfermedades degenerativas como la demencia y el alzheimer.


Favorece la convivencia social y, con ello, la armonía de las relaciones interpersonales.


Reduce la probabilidad de caer en adicciones como el alcoholismo.


Evita el sedentarismo, optimizando el estado metabólico y cardiovascular.


Fortalece el sistema inmunológico, colaborando con la capacidad de defensa de nuestro cuerpo contra enfermedades.
Propicia mayor liberación de endorfinas, neurotransmisores que disminuyen el dolor y están vinculados con la alegría. Nuestras células vibran con cada una de nuestras emociones.


Los hobbies, por la concentración especial que demandan, sumergen a sus practicantes, habilitándolos para olvidar las preocupaciones diarias. Eso permite alcanzar un momento de fusión con el hoy y el ahora. Sucede, en efecto, que la mente se vacía de problemas, regresando a una fase de paz natural. Se ingresa en una etapa de relajación, donde la oxigenación es mejor y la circulación sanguínea potencia el bienestar físico y anímico.

Dra. Ana Danira Martínez Ayala
Cédula SSP/COESPRISSON/DCFS/2015-132
Médico de Planta Bimbo Hermosillo
Teléfono (662)259-32-00 ext. 2244

Jueves, 09 Junio 2016 22:09

¡Qué su salud no se vaya de vacaciones!

Escrito por

 

prevencion9junio

Las altas temperaturas del verano afectan a chicos y grandes. Toma tus precauciones y disfruta con tu familia esta temporada.

Cuide su comida, cuide su estómago
Las enfermedades se transmiten ya sea por vía fecal-oral o por el consumo de agua y alimentos consumidos contaminados. Muchos microbios diferentes causantes de enfermedades, o patógenos pueden contaminar los alimentos y ocurre con más frecuencia en el verano.
Los síntomas producidos dependen en gran medida del tipo de microbios que ocasionan, especialmente, diarrea, calambres abdominales, náuseas o vómito, provocando deshidratación por la pérdida de fluidos corporales y sales.

Las infecciones respiratorias agudas son frecuentes en verano por los cambios bruscos de temperaturas naturales y artificiales, ocasionando faringitis, resfríos, bronquitis y otitis. En efecto: es común que salgas a la calle, y el calor sea asfixiante y, de regreso al hogar o a la oficina, el lugar esté refrigerado. Pues bien, este cambio de temperatura puede hacer que tus vías respiratorias se congestionen.

Exposición moderada del sol
El verano es atractivo para ir a la playa y tomar un poco de sol. Con todo, el exceso de sol puede ser peligroso y causar efectos inmediatos; por ejemplo, quemaduras, inflamación y pérdida de líquidos, así como problemas a largo plazo tales como: cáncer de piel y cataratas. La exposición excesiva al sol también causa arrugas y envejecimiento de la piel.

Golpe de calor
Uno de los padecimientos veraniegos más comunes es el golpe de calor, el cual es un cuadro médico grave que pone en peligro la vida y se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39.4 a 41 °C. El golpe de calor se debe a las altas temperaturas ambientales o a la actividad física vigorosa. El problema con el golpe de calor es que el organismo es incapaz de regular su propia temperatura y produce un desajuste térmico que necesitará de atención médica inmediata para prevenir daño a órgano blando o muerte.

Medidas prácticas para prevenir las enfermedades causadas por el calor
1. Para evitar enfermedades gastrointestinales, en especial los menores de cinco años y adultos mayores, es importante consumir los alimentos inmediatamente después de su preparación para evitar su descomposición.
2. Lavar con agua y jabón las frutas y verduras que se comen crudas; posteriormente, desinfectarlas.
3. Evita exponerte al sol cuando sus rayos son más fuertes.
4. Usa ropa ligera, protector solar y sombrero.
5. Toma muchos líquidos todos los días, y más antes, durante y después de la actividad.
6. Cuida el calentamiento dentro de los automóviles y permite que el auto se enfríe antes de subirte.

Dra. Alba Priscila Sauceda López
Medicina Integrada
Cédula Profesional 5177317 SSP: 7605/09
Cédula Especialidad 6843592 SSP: 8/12
Celular: (662)196-07-69

Miércoles, 08 Junio 2016 22:34

Detección temprana de enfermedades

Escrito por

 

salud8junio

El cuidado de la salud no solamente lleva la atención de las enfermedades presentes, sino que implica prevenirlas y detectarlas lo más temprano posible.

¿Cada cuánto se recomienda realizarse chequeos?

Regularmente, en los chequeos médicos se pregunta sobre los medicamentos que usas o que usaste, si padeces alergias, el tipo de alimentación que llevas, el uso del alcohol y de tabaco, así como sobre tu actividad sexual y tus costumbres en cuanto a seguridad. También se considera tu historia médica familiar, enfocándose en la salud de tus padres, hermanos e hijos. Además de las rutinas básicas como revisar tu peso, tamaño, índice de masa corporal y presión arterial, al médico le interesará conocer otros factores sociales como posible violencia doméstica y depresión.


De los 15 a 24 años
En este grupo etario, el médico preguntará si tienes la vacunación contra el tétanos, la difteria y la hepatitis B, y evaluará también la posibilidad de violencia doméstica, depresión, ideación suicida u homicida.


Es útil en nuestro medio ambiente evitar la luz ultravioleta y usar protector solar, así como hacer la prueba de papanicolau y adquirir información médica sobre las enfermedades de transmisión sexual. Igualmente, ésta es la edad indicada para iniciar con los autoexámenes de piel, escroto y mamas. Rutinariamente, estos pacientes deberán registrar la presión arterial, la talla, el peso y el índice de masa corporal. Lo más importante para esta muestra de personas es enfatizar los riesgos del tabaquismo, de las enfermedades de transmisión sexual, HIV y, sobre todo, embarazo.

 

Entre los 25 y 44 años
Entre los 25 y 44 años, el médico hará especial hincapié para que el paciente deje de fumar. Interrogará exhaustivamente sobre los antecedentes de tumores malignos en la familia y valorará el riesgo de un paciente para diseñar estrategias tendientes a su búsqueda. A esta edad, el médico valorará todos los factores de riesgo cardiaco y descartará mediante laboratorio la presencia de diabetes o colesterol y triglicéridos elevados. Asimismo, prescribirá aspirina como método de prevención de evento vascular cerebral. A esta edad conviene no abusar del alcohol, cuidarse de la hepatitis viral y de otros factores de riesgo para enfermedad hepática crónica. A los 40 años, la mujer debe iniciar la prevención del cáncer de mama mediante mamografía.

Entre los 45 y 64 años
Entre los 45 y los 64 años de edad, el hombre deberá realizarse una medición del antígeno prostático específico y tacto rectal anual. A los 50 años inicia el momento para investigar el cáncer colorectal con sangre oculta en heces o endoscopía, si es posible. Aquí cabe que tu médico te recomiende la vacuna para la neumonía y la de influenza. Por último, los médicos investigan si hay enfermedad coronaria en pacientes que con alto riesgo.

 

Después de los 65 años
Después de los 65 años conviene insistir en dejar de fumar y practicar ultrasonido abdominal, a propósito de descartar una aneurisma aórtica en varones de 65 a 75 años que hayan sido fumadores. Se recomienda también hacer una espirometría en los fumadores crónicos para descartar enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Todos los fumadores mayores de 50 años deben vacunarse contra la neumonía.
En este grupo de mayores de 65 años se deberá considerar la densitometría ósea en mujeres postmenopáusicas y en hombres con factores de riesgo. Además, hay que intentar detectar depresión y demencia, así como problemas de audición.

Como puede verse, a todas las edades conviene acudir al médico –aun estando sanos–. Él nos recomendará los estudios convenientes para detectar enfermedades a tiempo o cambiar el estilo de vida para gozar de buena salud.

 

Dr. Jorge Isaac Cardoza Amador
Medicina Interna
Cédula Profesional 0820451/ Cédula Especialidad 0012840

Miércoles, 25 Marzo 2015 23:59

Entrenamiento Inteligente

Escrito por

 

 

prevencion25marzo

Rigoberto Flores Juvera
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Muchas veces nos preguntamos cuál es el mejor método para acabar con los kilos que nos sobran. Uno de los métodos que existen para optimizar nuestro entrenamiento con este fin es mantenernos en la zona de quema de grasa al realizar ejercicio. Pero, ¿cómo nos mantenemos allí y qué pasa exactamente en esta zona?

La zona de quema de grasa (también llamada de oxidación o de control de peso) nos ayuda a obtener energía de la grasa almacenada durante y después del ejercicio: esto es importante, ya que una vez que paremos de correr o nos bajemos de nuestra bicicleta, el cuerpo continuará degradando la grasa para convertirla en energía mucho tiempo después de haber salido del gimnasio.

La mayor parte de la gente, por desinformación, cree que: “Cuanto más sudo o más me canso, más grasa voy a quemar”. Esto es una verdad a medias, está claro que cuanto más sudes, más líquido se pierde, y esto se refleja en una pérdida de peso; pero esos gramos que perdemos a través de la sudoración los recuperaremos rápidamente al hidratar de nuevo nuestro cuerpo. Por tanto, no se trata de una pérdida de grasa, sino de peso relativo.

Según Cedric Bryant X., Ph.D., Director Fisiólogo de Ejercicios del American Council on Exercise en San Diego: "Los ejercicios de baja intensidad sí promueven la pérdida de grasa. Sólo tienes que hacerlos por un período más largo de tiempo”. Para la salud del cuerpo, alternar ejercicios entre baja y alta intensidad permitirá una recuperación y una salud óptima, así como promover la pérdida de peso distribuido de una manera agradable a la mayoría de la gente. Durante periodos de ejercicios más largos pero de baja intensidad, el 60% de las calorías que quemas provienen de la grasa en lugar de carbohidratos. Durante los entrenamientos de alta intensidad, sólo cerca del 35% de las calorías consumidas provienen de grasa.

La zona de quema de grasa

La zona de quema de grasa se encuentra entre el 60% y el 70% de nuestra frecuencia cardíaca máxima. Se trata de la franja en la cual el cuerpo utiliza la grasa como combustible, sin entrar en el temido catabolismo muscular.

Para mantenernos dentro de esta zona quema grasa, lo mejor es que utilicemos un pulsómetro durante nuestro entrenamiento. Las personas que quieren adelgazar corren muy rápidamente o dan mucha intensidad a su spinning, esto lo hacen estando en la zona roja, con el pulso casi al máximo, lo cual no es recomendable. En este caso, es más lo que ellos perjudican su salud y aumentan el riesgo de sufrir un infarto.

Medir el pulso durante el entrenamiento es necesario para no abusar del organismo o, por el contrario, para no relajarse mucho. Recuerde que es importante contar las calorías: 300 Kcal se queman trotando o entrenando 30 minutos, este valor equivale a una barra de chocolate.

Otros factores

Existen otros factores que vale la pena mencionar. Para comenzar a utilizar las grasas como combustible debemos primero agotar las reservas de glucógeno, por lo que debemos entrenar por aproximadamente 20 a 30 minutos para después comenzar a utilizar grasa. En el caso de no realizar ejercicio de pesas o máquinas de hipertrofia en el gimnasio, lo ideal para la quema de grasa es realizar el cardio en ayunas, justo al levantarse, ya que ayuda a regular el ritmo circadiano o biológico, mejorando la calidad del sueño y bajando nuestro nivel de estrés.

Espero esta explicación te ayude a comprender la manera correcta de entrenar y lograr mejores resultados. Recuerda, que lo más importante a la hora de bajar de peso es seguir una dieta saludable, acompañándola siempre de ejercicio físico. Entrenar en la zona de quema de grasa durante 30 a 50 minutos, de 3 a 5 días por semana nos ayudará a optimizar los resultados de nuestro entrenamiento.

Rigoberto Flores Juvera, Istructor Certificado de Spinning. Entrenamiento Deportivo y Nutrición.

Lunes, 23 Marzo 2015 19:57

¿Siempre estás a dieta?

Escrito por

 

prevencion23marzo

Master Coach Jacobo Ceniceros
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

No es un trastorno en sí mismo, sino más bien una conducta de riesgo. El término se refiere a las personas que están permanentemente a dieta, o que siguen dietas cada temporada. El riesgo añadido es que la persona piensa que todo lo que come engorda y eso le lleva a probar dietas peligrosas, las conocidas “dietas milagro”.

La conducta de una persona con permarexia no es motivada por la búsqueda de una vida feliz y saludable, sino por pensamientos obsesivos y falta de autoaceptación. Pensar constantemente en qué platillo está “permitido” y cuál “prohibido”, cómo hacer para quemar las calorías consumidas en una comida familiar, cuál es la dieta de moda o qué tan lejos se está de lucir como modelo o artista favorito, hacen que el carácter de la persona se vuelva muy irritable y que se aísle de los demás. En este sentido, es importante mencionar que existen ciertos problemas a nivel psíquico o emocional que se relacionan con la obsesión por evitar el consumo de calorías y permiten crear un perfil de la persona que típicamente sufre permarexia u otros trastornos alimenticios como:

Tener una Autoestima baja. La falta se seguridad en las virtudes propias hace que la persona dé mayor importancia a su cuerpo y apariencia física. Le tranquiliza apegarse a un modelo o estereotipo socialmente aceptado, ya que esto, piensa, le garantizará aprecio. Teme no gustar o no caer bien por no dar la imagen supuestamente esperada.

Ser Autoexigente. Es común que se fije metas difíciles de conseguir, y por ello experimenta frustración continuamente. Suele comparar su aspecto con el de amistades, actrices, actores, modelos o cantantes profesionales y al no igualarlo experimenta confusión y mal humor. También es común que se imponga normas estrictas respecto a lo que “se puede” comer.

Pasividad e indefensión. Evita hacer frente a los problemas cotidianos y guarda para sí lo que piensa o siente. Cree que al discutir con alguien o tomar iniciativas puede ocasionar el surgimiento de alguna riña o malentendido que tenga como consecuencia no ser querido o valorado.

Relaciones sociales inestables. Rehúye comidas o fiestas donde pueda haber platillos “con muchas calorías”. Culpa al anfitrión por no seleccionar un menú menos energético, o tiene actitudes y respuestas agresivas debido a su mal humor.

No reconoce su condición. Piensa que lo que le ocurre es por motivos exclusivamente alimenticios, y no debido a características de su personalidad que podría mejorar o cambiar.

Problemas emocionales. Como consecuencia de lo anterior, es habitual que manifieste ansiedad, depresión o inestabilidad de carácter.

La persona con permarexia ignora, como casi todo el mundo, que los estereotipos de gente exitosa que se difunden a través de los medios informativos son difíciles de igualar.

Además, la delgadez no es sinónimo de triunfo ni de felicidad, vale el esfuerzo aclarar que las celebridades suelen ser casos excepcionales ya que deben tener determinadas características físicas, realizan ejercicio diariamente durante horas, se someten a muchos sacrificios e, incluso, su apariencia es manipulada con trucos fotográficos y programas de computadora para borrar “imperfecciones”.

La persona que sufre de permarexia no reconoce su conducta como un problema y, por ello, tampoco adquiere conciencia de que sus hábitos pueden desestabilizar su organismo.

Someterse a dietas estrictas ocasiona frecuente variación del peso corporal, sin control alguno, y en cada ocasión los kilos que se pierden vuelven a recuperarse, incluso en mayor cantidad.

También pueden presentar disminución de la concentración de la glucosa en sangre (hipoglicemia), padecimientos digestivos como úlcera gástrica, estreñimiento y alteraciones nutricionales por falta de vitaminas, minerales, proteínas e hidratos de carbono.

Se puede considerar que la persona que padece permarexia es susceptible a desarrollar otros trastornos alimenticios, concretamente bulimia o anorexia.

Recomendaciones

Si piensas que pudieras padecer permarexia debido a que lo publicado con anterioridad tiene similitud con tu conducta, lo ideal es acudir con un experto en Trastornos Alimenticios, Psicólogo, Nutriólogo o Coach especializado, a fin de recibir asesoría, aclarar dudas e iniciar tratamiento. También si lo que deseas es controlar o reducir tu peso corporal, acude a un especialista, a fin de crear un plan alimenticio acorde a tus necesidades, mismo que deberás combinar con práctica regular de alguna actividad física y meditación.

Jacobo Francisco Ceniceros Ríos. Master Coach, Lic. en Nutrición Clínica. Clínica de Cirugía, Obesidad y Diabetes en el segundo piso del Hospital Cima. Tel. (662) 259-0977

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones