Jueves, 05 Octubre 2017 18:00

Tiempo, mente y cuerpo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

 

nutricion5octubre

Llevas años o meses esperando ese momento y nada podrá arruinarlo. Tienes el vestido, los zapatos, el ramo, la decoración, los invitados y el menú, entre otras cosas, pero ¿qué es lo más importante y que a menudo olvidamos? Cuidar tu alimentación para poner tu cuerpo y mente en punto para dar el “sí, acepto”.

Si quieres hacer una dieta de adelgazamiento, lo recomendable es empezar seis meses antes del evento, destacando siempre la importancia de realizar ejercicio constantemente aunado a la dieta. Un grave error es intentar bajar de peso rápidamente y caer en dietas exprés o soluciones milagro, donde solo expones tu salud y resulta contraproducente por el temido efecto rebote (recuperas más de lo que has perdido en poco tiempo). Visita a un nutriólogo para que realice una valoración y diseñe un plan de alimentación pensado totalmente en ti (cada novia vive diferente su momento). Recuerda que no existen dietas para perder peso en zonas específicas; cuando se adelgaza, se suele perder grasa donde hay más acumulada, pero lo habitual es reducir en general.

Consejos de alimentación
Es clásico llegar a la boda hinchada por los nervios y por la alimentación desordenada que acarrea ese nerviosismo. Para prevenir esa hinchazón lo ideal es consumir mucha fibra incorporando cereales, frutas y verduras. Si quieres llegar con el vientre lo más plano posible, debes evitar alimentos que retengan líquidos, como la sal, azúcar y bebidas con gas (incluyendo los refrescos light).

Una buena nutrición no solo controla la manera en la que se ve tu cuerpo, sino también como se encuentra tu mente. Para esto, es importante que incluyas en tu dieta alimentos para combatir el estrés y la ansiedad, como las espinacas, frutos secos, soya y plátano. Si tiendes a ser una persona que se estresa y sufre de ansiedad, evita en este momento clave de tu vida la cafeína (ya sea en café o refrescos de cola) y el exceso de azúcar, ya que pueden alterar tu sistema nervioso.

Calendariza tu dieta
Un mes antes, consume proteínas magras (pollo, pavo y pescado), frutas, verduras y grasas saludables, como nueces, semillas y aguacate. Las proteínas y las grasas proporcionan saciedad (ayuda a sentirte satisfecha y reducir antojos), además de que la grasa ayuda con el brillo de tu piel. Las verduras están llenas de agua y fibra, y sus antioxidantes son buenos para el brillo de la piel también.

Una semana antes de tu boda, evita alimentos que tienden a ocasionar distensión abdominal (que tu abdomen se inflame), como lo son las leguminosas (frijoles, lentejas, garbanzo y habas), verduras como brócoli, calabaza, repollo, coliflor, rábano y espárragos y bebidas gasificadas.

Ya que pase el evento, lo ideal es que continúes con el estilo de vida que empezaste, cuidando tu alimentación y realizando ejercicio para evitar que recuperes en poco tiempo el peso perdido y mantengas esa figura por la que trabajaste con esfuerzo y dedicación.

MNC. Lilian Elizabeth Figueroa Baldenegro.
Especialista en nutrición y cuidados de la alimentación del paciente oncológico. Maestra en Nutrición Clínica por la Universidad del Valle de México. Ced. Prof. 8945015 UVM. Ced. Prof. 36557 UVM-Instituto Nacional de Cancerología.

Visto 353 veces
Revista AMIGA

Copyright © 2013 Revista AMIGA. Todos los derechos reservados.

Sitio Web: amigarevista.com
Inicia sesión para enviar comentarios
 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones