Martes, 16 Febrero 2016 17:03 Publicado en Nutrición

 

nutricion16febrero

Mauricio Peregrina
Maestro Panadero de Trespiedras

 

El pan es un bien alimenticio que desde hace más de 4000 mil años nos acompaña a la mesa para satisfacernos. Un gran segmento de la población que compra pan no toma en cuenta la gran diferencia entre el pan comercial y el pan artesanal.

 

Diferencia entre pan artesanal y comercial

Existen diferencias de gran peso entre un producto hecho con gusto, disfrutando el tiempo que tarda la aventura de la enseñanza, en contra de uno que, al margen de ser rentable, hace uso de mejoradores químicos y un modelo de producción que neutraliza cualquier tipo de vida o magia en un alimento ancestral y básico como es el pan.
El pan artesanal es una labor realizada manualmente, con el afán de extraer los mejores sabores a una masa y su mejor presentación a la vista. El pan comercial, en cambio, se entiende como un producto que cuenta con forma y sabor convincentes que, no obstante, son el resultado de un sistema de producción industrial controlado.
Un pan bien elaborado deberá conjugar solamente la harina del trigo, el agua, la sal y la levadura para crear, a través del tiempo, un pan que sea sabroso, saludable y sustancioso.
Un verdadero pan te habla, es un ente vivo que respira y se pone en contacto contigo; emite pequeños sonidos al salir del horno, su vida interna late y se escucha un ligero crepitar. En el imaginario de los panaderos, este fenómeno se le denomina como la canción del pan.
La producción industrial puede ser la mejor opción cuando se ensambla una máquina o un automóvil debido a la eficiencia e igualdad del producto obtenidas. Pero, aplicar el mismo criterio a un producto como el pan para tener una oferta masiva constante da como resultado un empobrecimiento de muchas características que son obligadas para un producto artesanal.

 

Virtudes del pan artesanal

Normalmente, es más sencillo comprar un pan en el mismo establecimiento en que se compran otros víveres, dejando de lado a los verdaderos panaderos, cuyo oficio les lleva horas de trabajo manual. Esta actitud tiene como causa el tiempo: preferimos lo rápido, sacrificando la calidad y, por ende, la salud. 

 

Buscar y comer pan en una panadería local o de barrio te permite conocer quién es la persona que prepara lo que se comerá en casa, a qué hora estará listo y así acceder a conseguir un producto que se conserve realmente fresco, sin conservadores, mejorantes o aditivos que simplemente no son necesarios. Imagina todos los agentes que estas evitando en tu cuerpo y salud.

¡Volvamos a darnos tiempo y apoyemos el consumo local!

 

Viernes, 15 Enero 2016 20:36 Publicado en Nutrición

 

nutricion15enero

MC. Ana Teresa Limón Miró
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Maestra en Ciencias de la Salud

Generalmente, si aumentas de peso es porque consumes más energía o calorías de las que tu cuerpo necesita. Las matemáticas simples del aumento de peso son: una persona aumenta medio kilogramo por cada 3,500 calorías extra que consume de lo que su cuerpo necesita durante el día, mantiene su peso mientras utiliza la energía que consume y pierde peso mientras aumenta su actividad física y reduce adecuadamente el consumo de calorías al día. Sin embargo, existen factores que pueden contribuir al aumento de peso y no es por un exceso de calorías.

Metabolismo – Si reduces las calorías en un esfuerzo por perder peso, tu cuerpo puede que no responda de la manera que esperas. Cuando reduces drásticamente las calorías que consumes o ayunas en tu día, la respuesta natural del cuerpo es protegerse, y para esto disminuye su metabolismo en un esfuerzo por ahorrar energía. Es simplemente instinto del cuerpo, se está protegiendo del déficit de alimentos que percibe. Esto produce un metabolismo más lento y con mayor facilidad para aumentar de peso a menos que este efecto se contrarreste con un aumento en laactividad física, la cual aumentará la tasa metabólica a su favor.

Actividad – Si reduces tu actividad física diaria al mismo tiempo que reduces las calorías que consumes, es muy probable que aumentes de peso. Además de disminuir tu metabolismo, un estilo de vida sedentario reduce las calorías que tu cuerpo necesita para mantener su peso. Como resultado, aún consumiendo menos calorías de lo que su cuerpo normalmente necesita, es posible que esto no sea suficiente para compensar el estilo de vida inactivo que lleva.

Si quiere perder peso reduciendo su ingesta calórica, no se recomienda disminuir la actividad física de manera simultánea, debe mantenerla e inclusive aumentarla de ser posible.

Edad – La edad es un factor importante en el control de su peso corporal. Es común escuchar comentarios como: “¿Antes bajaba de peso rápida y sencillamente, ahora me cuesta mucho trabajo y esfuerzo?” El metabolismo disminuye gradualmente, comenzando alrededor de los 20 años de edad. El proceso de envejecimiento está acompañado de un metabolismo más lento por lo cual no es de extrañarse que sea más difícil bajar de peso a cierta edad.

Estrés – El estrés es un factor importante en la salud en general. Un nivel de estrés elevado puede ocasionar una respuesta en su cuerpo, en donde entra en un modo de supervivencia o emergencia, que se acompaña de una disminución en la velocidad metabólica y de almacenamiento de calorías en forma de grasa, para ser utilizadas como energía más adelante. Cuando su cuerpo está en modo de “supervivencia”, es posible que esté almacenando las calorías que consume como grasa en una mayor proporción que como lo hacía antes.

Medicamentos – Aunque reduzca su ingesta calórica, algunos medicamentos alteran la fisiología de su cuerpo y pueden resultar en el aumento de peso. Algunos antidepresivos, anticonceptivos orales, esteroides y hormonas pueden ocasionar el aumento de peso. Por ello la importancia de tener una mejor alimentación en caso de consumir alguno(s).

¡Solución! Si estás intentando perder peso, es muy importante que no restrinjas demasiado tus calorías, eso puede resultar en un aumento de peso a largo plazo e incluso puede ser una descompensación importante para su organismo. La manera más sencilla, segura y permanente de perder peso es hacerlo con una dieta balanceada, que incluya todos los grupos de alimentos en una proporción ideal para ti, con calorías suficientes para mantener su metabolismo y evitar que su cuerpo entre en estado de supervivencia y comience a almacenar grasa con mayo facilidad. Realizar actividad física también es una parte importante pues acelerará el proceso y tendrá resultados de una manera sana.

Martes, 21 Julio 2015 17:34 Publicado en Nutrición

 

nutricion21mayo

Dra. Martha Nydia Ballesteros
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La dieta Paleolítica se basa en la premisa de que los seres humanos actuales están adaptados genéticamente a la dieta de los antepasados del paleolítico, por lo que desde ese punto de vista es una dieta ideal. Quienes la defienden, argumentan que los seres humanos son animales carnívoros y que la ancestral dieta era carnívora, compuesta principalmente de grasas y proteínas y pequeñas cantidades de carbohidratos.

Las personas que están a favor de este plan nutricional también argumentan que las poblaciones que tienen una dieta tradicional parecida a la era paleolítica están libres en su mayoría de enfermedades como la diabetes mellitus y la obesidad.

Esta dieta se asocia a un panorama de beneficios que contribuyen a combatir enfermedades asociadas con la vida sedentaria y la ingesta excesiva de azúcares y grasas, como la diabetes, que es considerada la epidemia del siglo XXI, además del cáncer o enfermedades del sistema inmunológico, señaló la especialista.

Sin embargo, nuestro estilo de vida ha cambiado y en el mercado encontramos alimentos densamente energéticos, es decir, que tienen muchas calorías pero no tienen nutrientes; por ejemplo, cien gramos de un determinado producto (como los conocidos como alimentos chatarras) pueden aportar más calorías que una porción de carne del mismo tamaño.

Moda o salud

Para prescribir una dieta se deben tomar en cuenta las características y la respuesta de cada individuo, pues se debe diseñar un plan alimenticio de acuerdo a sus necesidades, y no adoptarlo solo por seguir una moda. Las recomendaciones dietarias actuales están basadas en estudios científicos realizados en diversas poblaciones en el mundo y por ello indican cuál es la mejor distribución de la energía para tener un cuerpo saludable. Es decir, cuánto de proteínas, cuánto de grasa, carbohidratos, etc., nos indican, basados en la distribución total de la energía.

Los estudios de nutrición señalan las cantidades de carnes y grasas que son saludables. Un régimen alto en proteína implica una carga renal fuerte que hará trabajar más al riñón a fin de eliminar el exceso de proteína que no es utilizado.
Si estás interesada en esta dieta debes considerar que el hombre de las cavernas caminaba largas distancias para buscar su alimento, por lo que se recomienda que se acompañe de actividad física y, principalmente, que se tenga en todo momento la supervisión de un nutriólogo para monitorear su salud.

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones