Viernes, 25 Julio 2014 16:52 Publicado en Eventos

 

monicalavin

El pasado miércoles 25 de junio me atreví a asistir a una conferencia con la escritora mexicana Mónica Lavín, promovido por el ISC (Instituto Sonorense de cultura) como parte del programa “En la plaza Hidalgo es tiempo de leer a…” en esa cuadra por la avenida Obregón entre Yáñez y Garmendia con edificios históricos bien cuidados y bonitos ocupados por el mismo ISC, Radio Sonora y el reconocido Colegio de Sonora.

Y digo me atreví, pues hay que vencer las inercias de la cotidianidad y por lo tanto, la oportunidad de respirar oxígeno en estado puro, para el cuerpo y mente sí, para el alma, también. Esa unidad que somos cada uno trata de no ahogarse ni de reducirse a su mínima expresión y para ello cualquier manifestación de la cultura que nos invite a respirar –como si se tratase de un ejercicio de yoga- con ella es bienvenida.

Así, la cita era a las 8 pm. Llegué, como suelo hacerlo con puntualidad, me acomodé en la última fila que por cierto no pasaban de ser ocho o diez por lo que la visibilidad era perfecta, tomé asiento y a esperar con cierta avidez a la Señora Lavín.

Unos minutos después de las 8pm aparece la figura de la escritora, acompañada de su presentador, inmersos como estábamos todos los presentes en un clima caluroso y al aire libre, pero que nos permitía suficiente comodidad para deleitarnos con las buenas nuevas que -presumo- todos estábamos dispuestos a escuchar, como quien sabe que recibirá brisa fresca que nos reanimará.

Ella, Mónica Lavín (D.F. 1955). Novelista, cuentista, ensayista. Premio nacional de literatura Gilberto Owen 1996 (Ruby Tuesday no ha muerto) y Premio Iberoamericano de novela Elena Poniatowska 2010 (Yo, la peor) entre otros reconocimientos. Escribe también la columna “Dorar la píldora” en El Universal y su página web es www.mónicalavin.com . Un personaje reconocido, quien a primera impresión y en la hora y fracción que duró su charla me pareció una mujer sencilla y encantadora, de quien se puede admirar en su sonrisa, mirada y voz una inteligencia clara que no impone y sí agrada. La conferencia llevó por nombre “La novela histórica, del documento a la ficción”.

La Señora Lavín, inició su charla leyendo que en el 2008 se publicó en la revista NEXOS una encuesta entre escritores y lectores mexicanos para saber cuáles son los libros más destacados de nuestra literatura histórica y se eligió la obra “Noticias del imperio” de Fernando del Paso como la novela histórica más representativa del siglo XX. Mencionó otras reconocidas novelas ubicadas en el siglo XIX lo cual se debe –dijo- a que en ese siglo se inició la formación de nuestra mexicanidad una vez que conseguimos nuestra independencia.

El tema de su charla fue, como ya mencioné, acerca de la novela histórica y habló con la autoridad, no desmedida, de quien ha escrito tres obras de ese sub-género, entre ellas está “Yo, la peor” donde trata de la vida y obra de Sor Juana Inés de la Cruz, un personaje que fascina a muchos y de quien comentó que al final de su escrito tuvo que elegir entre dos opciones, a saber, si a Sor Juana le es arrebatada su colección de libros y su derecho a la palabra o sencillamente ella decide callar y regalar su biblioteca en aras de obedecer a sus superiores. La Señora Lavin dice que se decidió por la primera posibilidad sobre todo por estar más acorde con su trayectoria y asumiendo el contexto social que le rodeaba que por supuesto uno lo concibe como represor y más con ella en su condición de mujer. También menciona “La Casa chica” y “Las rebeldes” cuyos comentarios alusivos lamento no recordar, pero ahí tiene usted los títulos y el nombre de la autora para conseguirlos.

Dijo que le han preguntado si escribe sólo sobre mujeres a lo que ella responde que no necesariamente pero sí pretende explorar las “sombras” de la historia y es ahí donde se encuentra con diversos personajes femeninos que han colaborado en el tejido de nuestro ser como nación.
Nos dijo que una novela histórica debe estar bien documentada pero que la imaginación del escritor es esencial, ahí, donde algunos datos biográficos de los personajes en cuestión están ausentes ó ambiguos. Es también objetivo del escritor “derretir el bronce” con que se han definido a nuestros héroes nacionales, para encontrar en ellos no sólo sus glorias sino también sus lados oscuros, sus debilidades, es decir, la humanidad de cada uno de ellos.

Mas o menos como a la mitad de la charla desfila por atrás de la concurrencia un contingente de ciclistas que podrían haber pasado desapercibidos a no ser porque llevaban consigo una sirena que supongo les ayuda a protegerse de los automovilistas pero que además de dificultar la comunicación entre la escritora y su público accionó las alarmas de uno o dos autos que obligó a nuestra conferencista a preguntarnos si le escuchábamos bien a lo que muchos respondimos estoicamente que sí. En fin, la calle es de todos.

Nos dijo también –dijo muchas cosas y me quedé solo con algunas de ellas por cuestiones nemotécnicas- que desde los noventas hay una tendencia a escribir novelas históricas en México y el mundo, tendencia en la que no entendí bien a bien quien la propicia, si las editoriales, los autores o los lectores, finalmente creo que sí están en boga, las tres entidades están confabuladas.

Bueno, resultó ser una grata experiencia que comparto con ustedes estimados lectores de AMIGA y les invito a que participen de los eventos culturales y artísticos que el ISC ofrece a todos los Sonorenses. ¡Ah! También les propongo que si cuenta con un smartphone e internet, descargue la aplicación del ISC donde se informará con suficiente antelación de los distintos eventos a realizarse, en lo personal, lo descargue antes de iniciar la conferencia, es sencilla y funcional.

Efrén Díaz Cubillas
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Miércoles, 23 Julio 2014 16:57 Publicado en Eventos

 

publi23julio

La marca líder en telefonía móvil Telcel nuevamente premió a sus clientes en esta ocasión mediante la promoción "Equipa tu casa con LG", con la cual regalaron múltiples artículos para el hogar. Esta promoción se desarrolló del 10 de marzo al 31 de mayo en Sonora y Sinaloa en la cual participaron más de 7 mil personas. Se obtuvo un ganador por cada estado a quienes se les regaló el equipamiento de su casa con artículos LG.

La promoción consistió en que la persona que comprara un equipo de la marca LG o renovara su plan con un equipo LG llenaba una hoja de registro con la cual participaba para ganar los premios antes mencionados.

El afortunado ganador fue el joven Oscar Santana, quien es originario de Hermosillo, y el pasado jueves recibió el premio en las oficinas regionales de Telcel, el cual incluía una televisión LED, un reproductor de DVD, un sistema de teatro en casa, una lavadora y secadora, un refrigerador, un horno de microondas y un minisplit.

El ganador realizó su compra en el Centro de Atención a Clientes Franquicias ubicado en la capital del Estado. La asesora de Telcel, Cristina Enríquez, quien le vendió el equipo también obtuvo como premio una pantalla LCD de 42 pulgadas.

El premio fue entregado por el jefe de mercadotecnia de Telcel, Mauricio Enríquez quien agradeció a LG por realizar estas promociones que incentivan a mantener a Telcel en el gusto de la gente e invitó a los asistentes en la premiación a que sigan participando en las promociones de Telcel.

Por su parte Oscar Santana, dijo que fue una sorpresa el haber ganado todo el equipo electrónico para su casa y comentó que él compró un celular para su hermanita y ahora recibe un gran regalo el cual compartirá con su madre. Asimismo aprovecho para agradecer a telcel por realizar estas promociones y dijo que seguirá participando en las mismas porque Telcel sí cumple.

Lunes, 30 Junio 2014 16:41 Publicado en Eventos

 

evento30junio

En el aniversario 314 de nuestra ciudad de Hermosillo, las fiestas del Pitic que la siguen festejando cada año, tuvo como lema “De aquí soy”. Felizmente, estas fiestas artísticas y culturales han llegado para quedarse para beneficio de una población cada vez más ávida de eventos de calidad.

Mi primera incursión en las fiestas, fue hasta el viernes 30 de mayo, iba con la idea de pasar un rato nada más pues ya había decidido que el sábado y domingo estaría de lleno dispuesto a gozar de las presentaciones y del ambiente festivalero.

Como alguien que admira el mundo mágico de la palabra escrita y de sus magos creadores, los escritores, acudí al callejón Velasco, convertido en Paseo literario, con el programa “Mesa de narradores Sonorenses” los integrantes ahí reunidos, como si fuese una charla de café entre amigos generosamente abierta al público, estuvieron presentes los escritores Imanol Caneyada, periodista y narrador de origen Vasco y Sonorense por adopción; César Gándara, Guaymense, narrador, editor, guionista y promotor cultural; Alfonso López Corral (el jovencito del grupo) Navojoense, psicólogo, bibliotecario y maestro en Ciencias Sociales y como moderador Josué Barrera, oriundo de Torreón, Coahuila radicado en Hermosillo, psicólogo y maestro universitario quien ha publicado en diferentes medios impresos del estado y en medios electrónicos del país y de algunos países de Iberoamérica.

No pude llegar puntual a la cita, la cual era a las 7:30pm llegué alrededor de las 8pm pero con gran interés por lo que ahí se conversaba. El tema que tocaban a esas alturas fue sobre el género literario de la novela, la cual –comentaban- es la preferida por las editoriales en detrimento por ejemplo del cuento y aún más relegada, de la poesía, lo cual pareciera limitar a los autores a escribir novelas, sin embargo, también mencionan que el fin último de un narrador es contar historias, no escribir para uno mismo, ni para hacerse rico y famoso, y que el mercado editorial no tiene que limitar al escritor sino mas bien éste tiene que darse la libertad de escribir lo que le parezca. Hablaron también del micro relato como toda una tendencia en la web, que los jóvenes prefieren a las abultadas novelas, pero entonces ¿En qué quedamos? ¿La industria editorial anda perdida o los cuentistas y poetas aún no llegan al corazón del lector? La buena noticia es que la cuentista Canadiense Alice Munro ya fue laureada con el Nobel de literatura del pasado año.

De cómo llegaron a ser narradores recuerda César Gándara que en su infancia su abuela materna le contaba historias de las ánimas benditas que se le aparecían y de cómo hasta la fecha le da miedo entrar a aquella casa de la abuela que fue el recinto donde ella –asumo- le ayudó a desarrollar el gusto por contar historias. En el caso del joven Alfonso López Corral (cuyo nombre me recuerda al de un querido tío abuelo, Alfonso López Riesgo, hombre de letras también) recuerda que en su infancia se deleitaba con las historias que un tío suyo le contaba en las noches y aunque eran “puras” mentiras él se quedaba en “Babia” como le decía su papá.

Imanol Caneyada hizo mención de su último libro “Las paredes desnudas” cuya historia se ubica en alguna ciudad de la frontera norte de nuestro país en donde destaca el tema de “la trata de blancas” con fines de explotación sexual.

El autor considera que la llegada de las “maquilas” a nuestras ciudades de la frontera favoreció un crecimiento desordenado que trajo como consecuencia las altas tasas de criminalidad las cuales han rebasado al estado. Pero, dice, este contexto es el pretexto para crear una pareja de personajes sui generis, ella, una boxeadora profesional y él, un enfermero quienes juntos emprenden la búsqueda de la hermana menor desaparecida de la boxeadora.

El joven Alfonso López menciona su libro de cuentos “El musiquito del talón” el cual ganó el premio nacional del cuento joven de Comala 2013. En esta historia habla del músico de cantina que da un viraje en su ocupación trovadora para contar historias de bandidos locales debido al interés que los parroquianos mostraban.

En mi entusiasmo por tratar de captar lo importante de la charla de estos cuatro personajes a “pura” memoria, lo cual es sano pero no muy efectivo en mi caso, reconozco la utilidad que hubiese tenido prender la grabadora de mi “smartphone” para comunicarle a nuestros lectores de una manera mas fidedigna lo que aquí se dijo.

Así las cosas, el escritor César Gándara también promovió su última novela “La rebelión de los fanáticos” y por respeto a este autor he de reconocer que “me metí” al Google para buscar algunos sitios que comentaran dicha obra, la cual sucede en una ciudad ficticia, Santa Gracia, también en el norte de nuestro país, donde un virus letal está matando a miles de personas y el personaje principal Juan Nepomuceno, policía hipocondríaco investiga una ola de violaciones,asesinatos y desapariciones de mujeres.

Debido al virus mortal, los cines, supermercados, barberías, e incluso cantinas y burdeles se encuentran desolados. En la televisión se observan cuerpos apilados ardiendo como hierba seca, enfermos en cabinas de aislamiento, policías con mascarillas de oxígeno en centrales de autobuses y aeropuertos. Para protegerse, Juan Nepomuceno se interna en un manicomio donde suceden dos cosas: Lo consideran un interno más y conoce a tres enfermos mentales que cambiarán su vida y la de Santa Gracia.

Experiencias como estas charlas son, sin duda, una oportunidad de oro para romper con una rutina opaca, para mirar a través de otras ventanas, abrir otras puertas y lo mejor de todo, que también sean reales y no sólo originadas en una terminal electrónica. Y claro, el reto es seguir buscando espacios de cultura que nos ayuden a romper con la monotonía y reavivar nuestra creatividad y entusiasmo por la vida. ¿De qué trata la vida? Los libros y la lectura tienen magia ya como novela, poesía, cuento ó el género que usted guste y quiera.

 

Efrén Díaz Cubillas
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones