Viernes, 21 Junio 2013 20:33 Publicado en Eventos

 

IMG 8853

Vanessa López Quijada, la nueva reina

Gracias a su belleza no sólo física sino también integral, Vanessa López Quijada del Municipio de Nogales ganó la corona del Certamen Nuestra Belleza Sonora 2013, contendiendo contra las otras 4 finalistas: Karen Santeliz y Linette Mexía Ostler, de Ciudad Obregón, Yuriana Vega Medina de Cananea, y Clarisa Sandoval, obteniendo las tres primeras los nombramientos de cuarta, tercer y segunda finalista respectivamente.

Vanessa se perfiló como la favorita en las tres etapas del certamen que fueron: auto presentación, traje de bajo y vestido de noche, pero lo que fue decisivo fue su seguridad ante la pregunta del jurado, mismo que estuvo conformado por las Ex -Nuestras Bellezas Sonora Erika Peña, Carmen Varela, Laura Palacio Núñez, el señor Alejandro Soria y Ana Laura Corral, como presidente del Jurado.

Felicidades Vanessa López Quijada, sabemos que harás un muy buen papel en el certamen Nacional a celebrarse en Septiembre de este año.

 

 

Viernes, 21 Junio 2013 17:31 Publicado en Eventos

 

fiestasdelpitic

Fiestas del Pitic 2013 

Al igual que el día anterior, asisto a las fiestas del Pitic con sentimientos encontrados, llego sólo y aunque no es lo ideal, es con lo que cuento al día de hoy, pero con hambre y sed por obtener los goces propios del espíritu.

La verdadera cultura y una sana religiosidad creo que van de la mano para ahuyentar los “espíritus chocarreros” de la vaciedad, del sin sentido. Cuando se hacen las cosas porque se tienen que hacer, “No hay de otra” -decimos los sonorenses- sin altos en el camino para preguntarnos y encontrar respuestas que pacifiquen nuestra interioridad, los caminos se complican y con ello nuestros objetivos para llegar a ser más felices.

La cultura nos humaniza en la medida que vamos entendiendo que el horizonte no termina en la punta de nuestras narices, pues aún cuando nuestra visión de lo que nos rodea es particular, no es la única y porque la vida en abundancia se descubre recorriendo las distancias entre el yo y los otros para llegar al nosotros, a construir comunidad como sustento de esa felicidad tan ansiada y si no, pues ahí están esa parte de la industria del entretenimiento vía tv ó cualquier medio de comunicación que altera nuestra capacidad para cultivar nuestra interioridad.

Llego al callejón Velazco, la cita es con un joven escritor Hermosillense, residente en Barcelona, España (y es que existe una Barcelona en Ecuador) su nombre es Bruno Ríos Martínez de Castro y nos presentó su libro “La blanca espera del tren”, un libro de poesías que tienen que ver con la biografía del autor.

Nos comentó Bruno Ríos que el género de la poesía es el “patito feo” del mundo editorial, que lo que está en boga son las novelas pues tienen la capacidad de mantenernos en el suspenso ¿Qué pasará más adelante? En cambio la Poesía es difícil de entender pero crea sensaciones que, recalca, no son placenteras, son gozosas.

Novelas como “Las cincuenta sombras de Gray” ó “Los juegos del hambre”, son entretenidos pero no nos hacen pensar en cambio la Poesía si. Comentó que uno de sus referentes es el poeta sonorense – de Caborca- Abigail Bojórquez y que también le gusta leer a César Vallejo, José Luis Borges y otros clásicos como Aristóteles, Kant, quienes son – a su decir- tremendamente aburridos pero de los cuales se aprende.

Así, un poco de lo que se comentó en el callejón, que por cierto tuvo a dos presentadores, uno serio, seguro de si, quien abrió la presentación con algunos comentarios acerca de “La blanca espera del tren”, el escritor sonorense, oriundo de Cajeme, Juan Manz. Y el otro, un joven editor Barcelonés, que se mostraba inseguro, y que poco alcanzó a comentar, pero bueno, que los nervios podrá irlos dominando en consonancia con un hablar más fluido.

Me levanto de mi asiento, hoy hubo más concurrencia y mientras avanzo por el resto del pasillo de este callejón, con mesas ordenadas a los lados mostrando una variedad de libros y en el centro unos tapetes extendidos sobre el piso con niños y niñas sentados, absortos en los libros infantiles que tienen ante sí. Sí, ahí están ellos, los futuros propiciadores e la cultura para nuestra ciudad y el mundo ¡Son tan poquitos! Ojalá sean una muestra representativa de lo que esté pasando en la ciudad y que queremos para todos nuestros niños.

Me dirijo entonces a la plaza Alonso Vidal, con la expectativa de admirar a una bella soprano francesa que canta opera pop y también algunas piezas con sabor a rock. Ella se llama Emma Shapplin una artista interesante para unos, diferente a lo mismo de siempre para la mayoría.

Me platicaba un compañero de trabajo que Emma es como muy “etérea” quizás en el sentido de que sus canciones pareciera que son difíciles de atrapar, su voz es dulce y suave, muy agradables al oído, los cuales combinados con su presencia física, blanca, delgada, alta y un rostro de” top model” parecería estar viendo y escuchando a un ángel.

Sus bellas canciones iban desde esa “etereidad” hasta sonidos de lo que se podría llamar rock pop, a todos nos prendió. Ella no habla español pero cantó un par de canciones en nuestro idioma, de una no me enteré de lo que dijo pero de la otra si, un clásico latinoamericano “Sólo le pido a Dios” la cual todos aplaudimos entusiastamente.

Y de su propia autoría “La notte etterna” la cual ya varios conocíamos en mi caso a través del You Tube y que también le aplaudimos anticipadamente.
En un momento de la presentación alguien le hizo llegar un ramo de flores - rosas rojas- y ella lo tomó con agradecimiento haciendo un gesto lleno de coquetería y sensualidad, señalando al inusitado galán para que se acercara a ella, y la verdad muchos hubiésemos querido ser los elegidos de su corazón.
Me tuve que retirar un poco antes de que terminara el espectáculo de la francesita pues quería evitar las aglomeraciones para tomar el taxi de vuelta a casa. ¡Misión cumplida! Había “cargado baterías” léase, mi espíritu se gozó en esta tarde noche, una vez más.

Efrén Díaz Cubillas
Hermosillo, Sonora
Junio del 2013

 

Viernes, 21 Junio 2013 17:28 Publicado en Eventos

 

ecosfiestasdelpitic

Ecos de las fiestas del Pitic 2013, desde la plaza Alonso Vidal y Callejón Velazco.

En nuestra ciudad de Hermosillo celebramos ya 313 años de historias compartidas desde las faldas del cerro de la campana, en sus inicios, hasta las lejanías (ya no tanto) del cerro colorado al Norponiente ó del cerro de la virgen (de Guadalupe) al sur.

Hoy por hoy habitamos un espacio muy extenso como los retos que afrontamos como sociedad y gobierno, en temas como el transporte público, agua, seguridad, más espacios públicos para el deporte y la recreación (pintados de verde Mezquite y palo verde para estar a tono con nuestro clima), mayor difusión cultural ya que con ella aprendemos que existen mundos más allá de nuestras formas aún desérticas de entender y vivir la vida.

Así, las fiestas del Pitic las entiendo como un esfuerzo de todos por, ciertamente, atraer más turismo a nuestra ciudad, pero también de atender a un público cada vez más numeroso o al menos cada vez más hambriento de sentir y gozar de las diferentes expresiones artísticas.
La plaza Alonso Vidal es uno de los foros que atrae más asistentes para disfrutar de espectáculos de talla internacional, que muchos quizás no volverán a admirar en vivo, pero que seguramente seguirán gozándolos a través del fantástico internet.

La tarde del jueves 30 de mayo inicié un recorrido, resignadamente solo, pero con actitud abierta, en el callejón Velazco, convertido en un espacio de jazz y luego de letras, esas letras que buscan “tomar aire” como quien después de sumergirse en el agua, busca volver a respirar, esas letras que quieren dejarse atrapar por todos los que las necesitamos y que pocos “las pelamos” y por tanto, que nos condena a caminar por desiertos con oasis de puro espejismo.
Bien, pues esa tarde tocó la presentación de un libro titulado “La portentosa vida de José Guadalupe Posadas” creador de uno de los íconos nacionales: La catrina. Éste año se celebra el 100 aniversario de su muerte que ha decir del autor murió de alcoholismo, pobre y enterrado en fosa común, su obras fueron muy abundantes y publicó para varios diarios, sin embargo, jamás se le realizó alguna entrevista o reconocimiento, la paradoja de un hombre muy productivo cuya vida y obra ya es inmortal. Los asistentes fuimos escasos (sobraron muchas sillas) y la mayoría correspondía al perfil de los académicos, estudiantes-maestros, con sus cabellos largos, barba tipo León Trostky (dos o tres) y mujeres con sus faldas amplias, pero frescas y cómodas.

Antes de iniciar la sesión de preguntas y respuestas me voy a la plaza Alonso Vidal a ver “que podía husmear por ahí” donde para mi sorpresa ya estaba “abriendo plaza” la cantante Hermosillense Marcela Ro cuya voz es verdaderamente privilegiada, entre boleros y algo de Bossa nos deleitó a cientos de espectadores ávidos de bellas canciones. Tiene una voz hermosa y potente que mis sentidos se rendían ante ella. Con sencillez comentó, antes de cantar una canción de Chabuca Granda que le perdonaramos por cantar una canción poco conocida pero que ya sabemos que a ella “le da por ahí”
Si algo podríamos aprenderle a Marcela Ro, es su vocación por abrirse a lo diferente, me dejó la impresión de que canta feliz, que le gusta explorar y explorarse en las canciones por conocer del gran público. Así, ella ha creado un estilo con talento y valentía.

Al terminar su participación anuncian la llegada del Gobernador de nuestro estado Guillermo Padrés y su esposa Iveth de Dagnino, también del presidente municipal Alejandro López Caballero, mientras subían al estrado inicia una abucheo que no me pareció tan intenso como se dice, así como también algunos aplausos entre ellos, los míos. Incluso detrás de mi estaban una pareja de jóvenes que se evidenciaban de una clase media-media a media-alta que se unieron al abucheo pero se les miraba divertidos, como si hiciesen alguna travesura, no me parecían unos auténticos indignados. Cuando tocó el turno de hablar al gobernador y ante, ciertamente los débiles aplausos y alguna rechifla de los presentes, les conmino simpáticamente y sin perder la sonrisa a seguir haciéndolo por sectores y entonces muy pocos o casi nadie protestó. Si quienes esperaban ver a un gobernador enojado o fuera de control, pues no lo lograron.

Después llega al escenario ante un público fiel y paciente, el grupo español “Presuntos Implicados” un trío de dos chavos y una chica, ella, también, con una voz maravillosamente femenina, cantando y bailando con unos cómodos Levi´s, desenfadada, suelta y con una sencillez y simpatía que nos agradó a quienes asistimos al evento.
Confieso que no estoy actualizado con los grupos de música de moda, de tal manera que estar presente en la Alonso Vidal resultó una oportunidad de oro para palpar con vista y oídos inmersos en un torrente emotivo a este grupo. Disfrutarlos en vivo es una experiencia gozosa y que además siguiendo la lógica del mercado los seguiré escuchando, aunque sea por el You Tube.

Efrén Díaz
Hermosillo Sonora Mayo del 2013

 

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones