Martes, 05 Septiembre 2017 17:36

Educación en el hogar

Valora este artículo
(0 votos)

 

familia5septiembre

Cuando somos padres, debemos considerar no imponer a nuestros hijos las actividades que hacíamos cuando éramos niños. Hoy en día, las actividades que realizan los niños son muy distintas a las que hacíamos cuando éramos pequeños.

Actualmente, el primer objetivo que debemos tomar en cuenta para el crecimiento personal y familiar de nuestros hijos es a través de una sana convivencia, exactamente en momentos de esparcimiento o tiempo libre. En estos momentos podemos identificar el contexto idóneo para la promoción de las habilidades sociales que requerirán en su acercamiento hacia otros contextos fuera de la familia; esto podría realizarse a través de juegos o dinámicas que resulten del interés y agrado de uno mismo.

Específicamente, nos referimos a todas aquellas actividades que tienen un peso específico sobre la formación de áreas, como el lenguaje, la socialización, la competencia, la psicomotricidad y otras que es posible fortalecer a temprana edad a través del juego didáctico con nuestros hijos.

La importancia, entonces, de privilegiar actividades en familia, como juegos de mesa o de competencia sobre las opciones de esparcimiento actuales, como el cine, el baile y el circo, nos ayuda en dos aspectos.

Actividades en grupo
Si elegimos desempeñar actividades recreativas en familia sobre ir al cine, al parque de atracciones o al circo, apoyaremos a la economía de nuestro hogar, ya que estas suponen un gasto ejemplar, pues si revisamos todas las guías de esparcimiento de cualquier comunidad, encontraremos en ellas la saturación de espacios donde la presencia o asistencia en familia requiere de un gasto.

Los especialistas sugerimos que entren en contacto con la realidad por medio de ejemplos que refuercen su actuar y esfuerzo en casa; de otro modo, estaríamos favoreciendo todo ese sinfín de actitudes no apropiadas y contrarias a lo que deseamos para nuestros hijos. Y esto a la vez generaría confusión respecto a los juicios que el niño pudiera establecer sobre lo que le estamos modelando, ya que, aparte de que presencia un ejemplo que no es el deseado, se gasta parte del patrimonio familiar para presenciarlo.

Convivencia diaria
Fomentar actividades que involucran a todos los miembros de la familia favorece en gran medida que la compañía en casa sea algo grato y placentero, al grado de que sea requerido por nuestros propios hijos, además que de fondo hace posible el interés común hacia actividades plenas de aprendizaje.

Esto requiere el interés y el compromiso de nuestra parte hacia la adquisición de juguetes de tipo didáctico que suplan horas frente al televisor, internet u otro tipo de juguete comercial que solo favorece el consumismo y la actitud de inmediatez, que resultan ser elementos desfavorables para el blindaje de nuestros hijos ante amenazas sociales como las adicciones.

Psic. Sergio Oliver Burruel
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Psicoterapeuta
Cédula Psicología: UNAM 1104356.
Cédula maestría UNO3425172.
Cedula Doctorado: (tramite). Cel. (662) 256 4064

Visto 461 veces
Revista AMIGA

Copyright © 2013 Revista AMIGA. Todos los derechos reservados.

Sitio Web: amigarevista.com
Inicia sesión para enviar comentarios
 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones