Miércoles, 31 Agosto 2016 16:37

¡El boom de las cejas!

Valora este artículo
(0 votos)

 

belleza31agosto

Esta técnica es perfecta para todas aquellas personas que quieren reconstruir, definir, cubrir o rellenar unas cejas mal depiladas o con pocos vellos; también son candidatas todas esas personas que desean añadir un ligero arco a sus cejas. El resultado de esta técnica es natural e indetectable.
No importa si te gustan arqueadas, despeinadas, rectas o definidas, las cejas son sin duda el rasgo facial más importante de nuestro rostro.

Hoy existe una opción muy natural que ofrece resultados semipermanentes, quiero presentarles la técnica microblading, una adaptación del Tebori (técnica tradicional japonesa de tatuaje manual). A diferencia de los efectos a veces demasiado marcados del maquillaje permanente, el microblading dibuja trazos que parecen vellos reales, por lo que no es de extrañar que haya tantas mujeres a las que les encante.

¿En qué se diferencia el microblading de los tatuajes?
El microblading es una técnica dentro de la industria del maquillaje semipermanente en la creación y diseño de cejas pelo a pelo o shadow; es un método de fácil realización, rápida cicatrización y de aspecto mucho más real que el tatuaje.

Durante el proceso de microblading usamos un lápiz y una aguja especial, la cual deposita pigmento en la epidermis, dibuja trazos individuales uno a uno y logra un efecto 3D. Esta técnica es más superficial que la micropigmentación y crea un aspecto más natural en las cejas. También se pueden espesar y oscurecer las cejas ya existentes dándoles una forma más sensual y favorecedora.

¿Cómo se realiza el microblading?
Es un proceso muy meticuloso que toma una hora en realizarse, puesto que los resultados tardarán hasta dos años en desvanecerse, por eso es importante que el técnico preste atención a los detalles.

En la primera hora se realizan mediciones y se dibuja la forma de la ceja con un lápiz de punta plana y fina; este es el proceso de mayor duración y el paso más importante. Durante este tiempo se elige la forma que mejor favorezca a cada cliente dependiendo de su rostro.

Antes de comenzar el microblading se aplica una crema anestésica tópica en la zona para eliminar las molestias, y después un anestésico en gel, por lo que podemos asegurarte que no es un proceso doloroso, ya que la correcta combinación de anestésicos eliminará completamente cualquier molestia y resultará totalmente indoloro.

Las agujas se deslizan con una suave presión y causan un corte fino donde apenas se distingue el pelo real. Los trazos que se logran con esta técnica son muy nítidos y no hay derrames. Se recomienda el uso de pigmentos inorgánicos con base mineral por ser hipoalergénicos.

El profesional recomienda dar seguimiento a este tratamiento un mes después de su cita, sin embargo, la mejor parte de esta técnica es que no hay tiempo de inactividad, las cejas estarán listas al terminar el proceso.
Al principio tus cejas se verán más oscuras, pero perderán el 30% del color en el transcurso de 4 semanas. El proceso de curación es diferente para cada persona y dura alrededor de 25 a 30 días.

 

Yesenia Dousseth
Especialista antiedad

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Visto 1138 veces
Revista AMIGA

Copyright © 2013 Revista AMIGA. Todos los derechos reservados.

Sitio Web: amigarevista.com
Más en esta categoría: « Acne Juvenil Vive sin acné »
Inicia sesión para enviar comentarios
 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones