Martes, 19 Diciembre 2017 19:46 Publicado en Valores

 

 

valores21diciembre

Te invito a hacer un recorrido a través del tiempo, un viaje al pasado con el único propósito de que te permitas observar tus logros. Ahora pregúntate: ¿Qué has construido? ¿Qué has logrado? ¿Qué has dejado atrás? ¿Cuántas bendiciones han llegado durante todo este año? ¿Qué hay de todos aquellos momentos de alegría? Agradécete al recordarlos.

Momento para agradecer
Pasamos del presente inmediato al futuro, seguimos planeando, elaborando nuestra siguiente lista de propósitos y buscando todo aquello que queremos lograr. En momentos como este, puede ser importante hacer un alto para voltear a vernos a nosotros mismos, reconocernos y agradecernos por todo aquello que hemos construido.

Decir gracias por el único hecho de saberte dichoso de existir, decir gracias por conservar todo aquel amor que te rodea, por las pequeñas grandes bendiciones que se te han dado.

El poder de ser agradecido
En una investigación realizada por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, se analizaron las funciones cerebrales, mientras se experimentaban sentimientos de gratitud: las personas más agradecidas presentaban mayor actividad física del hipotálamo, el cual se encarga de controlar funciones como comer, beber, dormir, incluso, influye en el metabolismo y en los niveles de estrés. Esto quiere decir que dar las gracias por todo lo que tenemos influye positivamente en el malestar corporal y reduce los niveles de depresión.

Existen investigaciones en donde se comprueba que al practicar el agradecimiento, se activan de manera directa zonas de nuestro cerebro relacionadas con la recompensa, la satisfacción y las emociones positivas. La actitud de agradecer fortalece nuestro lado humano, nos hace conscientes de la grandeza de lo que somos y de la existencia de la armonía interior.

El agradecimiento nos ayuda a enfocarnos en lo que somos, en lo que hemos logrado, en las bondades que nos rodean y no en las carencias. Cuando agradecemos de inmediato, sentimos paz, placer y alegría; es allí donde se hace valioso vivir desde el agradecimiento, puesto que todo nuestro ser vibra en una perfecta sintonía.

Psic. Paulina Pimentel Dessens
Psicoterapeuta.
Tel. (662) 189 3646
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Martes, 19 Diciembre 2017 18:48 Publicado en Valores

 

valores20diciembre

En 2014, en México, el 74% de los proveedores de una reconocida empresa eran Pymes (pequeñas y medianas empresas locales), ¿a qué se debe? Como parte de su responsabilidad corporativa, tiene como valor el programa de Desarrollo de Proveedores, esto implica que destina recursos para apoyar en capacitación, en logística de entrega de productos y en financiamiento. Esto es conveniente para esta empresa, ya que al incluir a proveedores locales, los precios de traslado de mercancías y no depender de la fluctuación del precio del dólar provocan que sus costos de adquisición sean más bajos. Y aunque esta empresa podría implementar otras estrategias, decide apoyar la producción local.

Apoya a la economía mexicana
La importancia y los beneficios de consumir productos locales son de sobra conocido, y más cuando el presidente actual del país vecino nos ha puesto a temblar por sus políticas económicas. Aunque parece tomarnos por sorpresa, lo que en el fondo está pasando es que, tanto gobierno como particulares, nos damos cuenta de que no hemos dedicado recursos suficientes al sistema educativo y a nuestra cultura para buscar otros mercados y no depender tanto de Estados Unidos.

Es necesario poner nuestro granito de arena cuando vamos de compras. Intentemos revisar las etiquetas para saber de dónde proviene cada producto. Aunque esto parece poco práctico, debemos saber que en el supermercado encontraremos productos locales, como comida rápida, snacks, café y bebidas, entre otras cosas.

En la revista Forbes del mes de marzo de este año se mencionan los beneficios de las compras locales. Comprar en empresas locales es más rentable por la eliminación de riesgos y por dar más certidumbre a la cadena de suministro.

Empieza a actuar
Ahora que viene la temporada navideña podemos aprovechar para programar nuestras compras para beneficiar a las empresas mexicanas, podemos comprar desde la comida hasta los juguetes. Tratemos de inculcarles a nuestros hijos esta cultura de apoyo nacional para fortalecer nuestra economía.

Para que un país se fortalezca económicamente, no solo es suficiente consumir los productos locales, debemos fomentar hábitos en nuestros hijos para que desarrollen desde pequeños su creatividad y busquen la innovación. Es necesario crear espacios y medios para que los niños puedan pensar e imaginar libremente, recordemos que ese es el primer paso para que generen nuevas ideas y de esta manera crezcan teniendo iniciativas.

Inculquemos en nuestros hogares y escuelas una nueva cultura. Démosles la oportunidad a los niños para que tomen sus decisiones y aprendan cada día con cada error y con cada logro, y hagamos que en nuestras compras destaquen los productos locales.

Rafael Fontes Lohr
Coach de Negocios
Desarrollador de competencias humanas y directivas. Maestría en asesoramiento educativo familiar.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Lunes, 18 Diciembre 2017 20:35 Publicado en Valores

 

valores19diciembre

Los seres humanos tenemos la capacidad de aprender y ser personas eficientes y positivas, dos grandes actitudes que nos llevan a tener conductas de bienestar. No obstante, en muchas ocasiones elegimos tener actitudes que nos impiden crecer, que nos oprimen y no nos permiten ver lo mejor de nosotros. Pero, ¿qué motivo podemos tener como seres humanos para no amarnos a nosotros mismos? Todos, en algún momento, nos hacemos una especie de boicot y eso no nos deja amarnos, y, por ende, descuidamos nuestra persona.

Todo comportamiento tiene consecuencias positivas o negativas, y el camino que nos lleva hacia la eliminación de cualquier tipo de comportamiento autodestructivo está lleno de baches provocados por la incomprensión de nuestras propias motivaciones. Cuando logramos comprender por qué dirigimos cierta maldad hacia nosotros mismos y las razones por las que retenemos esos pensamientos negativos, entonces empezamos a combatir los malos comportamientos; pero si no logramos entenderlo, volvemos a boicotearnos.

Toma las riendas de tu vida
•Impide que la timidez y la falta de seguridad te alejen de tus amigos y familiares. Algunas personas evitan las relaciones afectivas por miedo a ser rechazados.
•Acepta el crecimiento. Elimina los pensamientos negativos, esos que te dicen que no puedes o que no lo mereces. Tienes todo para lograrlo, solo necesitas poner los planes en acción y decidirte.
•Bloquea la lástima de los demás. La compasión y la atención mal encaminadas son retribuciones autofrustrantes para ti.
•Deja de culpar a los demás de tus errores. Sé responsable de tus propias acciones y asume las consecuencias, esto te ayudará a crecer como persona.
•Vive con la mente en el presente. No mires hacia atrás ni te quedes enclaustrado en los recuerdos.
•Hazte cargo de tu propia vida. Recuerda que tienes todo lo necesario para vivir lo que anhelas y cumplir tus metas.

Año nuevo, mente nueva
Estamos a muy poco tiempo de iniciar un nuevo año, debemos recordar que si Dios nos presta vida, hay que vivir nuestro trayecto de la mejor manera posible, y, definitivamente, eso inicia con nosotros mismos.

Nada de lo que hay afuera nos va a dar la satisfacción de vivir. La única prueba de vida es el crecimiento. Convertirte en una persona que se ama a sí misma es elección propia. Si nos dejamos llevar por las emociones, viviremos siempre enfocados en nuestros problemas. Independientemente del pasado, las personas y las circunstancias complicadas, elige acciones que te lleven por un buen camino, para crear hábitos que te llenen de amor y plenitud.

Esmeralda Cambuston
Coach Certificada en Desarrollo Humano. Reg. STPS: CACE720915C81-0005 / Coach: 000370. Tel. (662) 301 6829 y Cel. (662) 128 3201. Conoce más en Facebook, Twitter y Linked In.

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones