Viernes, 17 Junio 2016 17:43 Publicado en Valores

 

valores17junio

¿Qué separa al éxito del fracaso? En muchas ocasiones, la diferencia reside en la manera que enfrentamos los obstáculos. A continuación te comparto diez recomendaciones para superar las adversidades y vivir una vida significativa.


No busques culpables
Es una respuesta común al enfrentar obstáculos buscar un responsable. Sin embargo, esto sólo lleva a generar más sentimientos negativos y tampoco solucionará tus problemas. Piensa en tu propio rol, en los problemas y cómo puedes solucionarlos o mejorar la situación en la que te encuentras.


El mundo no es blanco y negro
Debes aprender a moderar tus juicios: ni las personas ni las situaciones que se te presentan diariamente son completamente buenas o malas; siempre existirán sus bemoles dependiendo de la perspectiva con la que valores. Esto te ayudará evitar crearte una mala imagen de una situación o persona que, de hecho, tiene características positivas.


Evita los pensamientos negativos
Generalmente, todo lo que te sucede diariamente genera un pensamiento al respecto. Y, dependiendo del tipo de pensamiento se despertará un sentimiento similar. Por eso, es importante que trates de alejarte de pensamientos negativos.
Evita los conflictos innecesarios


La evasión de conflictos innecesarios se puede iniciar por algo tan simple como evitar hablar mal de las personas. Rehúye del resentimiento, pues solo genera sentimientos negativos y, realmente, no ayuda a mejorar la situación, sino todo lo contrario. Si debes confrontar o discutir con alguien, trata de no hacerlo estando molesto, así como también debes evitar utilizar palabras como "siempre" y "nunca" para describir tus acciones y las de los demás.
Sé amable


Sonríe. Existen estudios que nos dicen que mantener una sonrisa, aunque ésta sea fingida, genera cambios en el cerebro, los cuales te llevarán a sentir mejor al corto y al mediano plazo. Saluda a las personas y fomenta la gratitud. Acepta un cumplido sin pensar en los motivos que existen para recibirlo o dudando de su sinceridad. Tampoco dudes en halagar a alguien que se lo merece.

Comparte tus sentimientos y preocupaciones
En ocasiones, puedes sentir que no encuentras la salida ante un problema, y no es delito ni pecado pedir ayuda. Comparte con tu familia y amigos tus sentimientos: todos nos hemos sentido tristes o ansiosos en algún momento de nuestra vida y no es algo de lo que debamos sentirnos avergonzados.


Evita la dureza
Cuando sientas que los pensamientos negativos te abruman, haz una lista de todas las cosas buenas que hay en tu vida. Siempre que sientas dudas o inseguridades, recuerda las cosas buenas en tu vida, los aspectos positivos de las personas y los logros obtenidos, ya sean personales o profesionales. Es más fácil pensar cosas malas, enfocarse en ellas e ignorar o minimizar las cosas positivas. Sin embargo, eso no significa que el optimismo vital no esté presente: es cuestión de identificarlo y darle el valor que se merece.


Ten paciencia
Recuerda que todo cambio implica un proceso que no se dará de la noche a la mañana. Esto requerirá práctica, constancia y, sobre todo, paciencia.


Cuida tu salud
Tal vez lo más importante de todo es cuidar tu estado de salud general. En muchas ocasiones, la manera en que nos sentimos repercute en nuestro organismo, y viceversa. Comer, beber o fumar en momentos de ansiedad, tristeza o preocupación, solo atraerá otros problemas. Busca distraerte, haz ejercicio y mantente al pendiente de tu salud.

 

Dr. Luis Daniel Ávila Gámez
Médico Psiquiatra
Grupo Médico Fátima
Cuernavaca 154-A entre Tabasco y Michoacán
Tel. 214-15-30
Urgencias: (662) 189-28-89 y 99
www.sanamente.com.mx
www.facebook.com/5anamente

Miércoles, 13 Abril 2016 21:55 Publicado en Valores

 

valores11abril

Una vez que tu futuro esposo y tu se han comprometido, llegó el momento de organizar el evento: tu boda. Seguramente la has planeado desde tu infancia, es posible la sueñes perfecta y estés ansiosa por que suceda. Pero bien ¿Qué se debe hacer primero? ¿Cómo lograré la boda de mis sueños? Bueno, aquí te vienen unos tips.
Primero lo primero.

La primer decisión importante después del “Sí acepto” es elegir una fecha. Lo siguiente será que los elementos más importantes de tu boda cuadren para ese mismo día: ceremonia religiosa, lugar de la recepción, música y el organizador. Estos elementos harán tu boda posible después poco a poco te irás enfocando en los múltiples detalles.

El presupuesto es un punto determinante en tu boda. Pero esto tampoco te debe preocupar todo siempre se puede ajustar para que estés contenta con los resultados, o bien, para que tu inversión sea bien aprovechada.
Buen servicio

Aunque en nuestra mente solo imaginamos los detalles físicos de la fiesta: la decoración, la música, la cena o las bebidas, quizá uno de los elementos más importantes que pueden marcar tu evento como exitoso o desastroso es el buen servicio, es decir los meseros y la cantidad correcta de meseros presentes para atender a tus invitados y hacerles cómoda la velada. Si a tus invitados les trajeron su bebida a tiempo, la cena caliente y todo fue en buen tiempo con una excelente actitud de servicio, en su mente quedará lo bien que la pasaron, tendrán tiempo de observar a detalle la decoración, disfrutarán de la música y será un buen recuerdo.
Sorpréndelos

Tú eres quien más conoce a tus invitados. Sabes sus gustos y en tus manos está la clave para sorprenderlos ya sea con alguna novedad en decoración, objetos de animación, alguna variedad en la cena o el coctel que los hará sentirse especiales y contentos.
Mantén el control

Son muchos los detalles y los proveedores que deben coincidir ese día en lugar y momento adecuados. Tú misma no podrás estar ese día controlando todo pues: ES TU DÍA. Necesitas estar fresca y muy bella. Sonriente y relajada para que principalmente tú lo disfrutes. Es por eso que una buena estrategia es tener a un encargado con cabeza fría dispuesto a solucionar cualquier situación que se presente, imprevistos o simplemente coordinar el orden de las cosas, es decir un organizador de eventos experto en la materia. Si la comunicación con tu organizador es buena no tendrás nada de qué preocuparte.

Es posible que la familia quiera involucrarse en la organización de la boda, pero recuérdales que es tu boda y la decisión final está en ti. Comunícate de manera efectiva con tus padres, novio o suegro para que estén todos en el mismo canal y busquen el mismo objetivo.

Agenda Nupcial
Carolina paredes

Martes, 05 Enero 2016 19:26 Publicado en Valores

 

valores05enero

Alba Porras
Kinesióloga y Health Coach
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Para la gran mayoría, el inicio de un nuevo año, suele ser sinónimo del comienzo una etapa que propicia el cambio, renovación y modificación de hábitos y actitudes. Es por eso que es común hacer una lista de propósitos que buscan borrar todo aquello que no nos gusta de nuestra persona (malos hábitos o actitudes) e incluir aquellas cosas que buscamos sucedan el año venidero. Desgraciadamente esto no es suficiente suele suceder que pasando Febrero se haya olvidado todo lo establecido. Sólo el 10% de las personas mantienen sus propósitos de año nuevo más allá de febrero, y sólo un 5% consigue cumplir sus metas al finalizar el año.
Iniciamos con mucho impulso el querer bajar de peso, ponerse en forma, mejorar los hábitos de alimentación, comenzar a ahorrar, dejar de fumar, o liberarse de algún vicio, y pasadas las semanas encontramos un sinfín de obstáculos y pretextos que nos impiden lograrlo: la falta de tiempo, dinero, salud, motivación, información, en fin, la lista es interminable. Si te suena familiar la historia, hoy te comparto sugerencias para que éste año sepas cómo cumplir tus propósitos de año nuevo.

 

Propósitos claros y medibles: la claridad que tengas sobre las cosas que quieres llegar a tener o ser, son el primer paso a lograrlo. Es importante que seas específico con lo que quieres y determines un plazo para lograrlo. Sobre esta misma línea es vital preguntarte el por qué y para qué: ¿Qué beneficios traerá lograrla? ¿Cómo buscas sentirte al lograrla? ¿Es por mí o por complacer a los demás? Finalmente, es fundamental establecer una fecha límite para cumplir dicho objetivo, de lo contrario, éste será muy vago y será la excusa perfecta para nunca llevarlo a cabo.

Reduce tu lista: Es común hacer una lista con demasiadas cosas que luego no tenemos la capacidad de cumplir. Así como también, querer erradicar el problema de raíz, estableciendo muchos nuncas o nos en nuestra lista, como “No fumar a partir del 1de enero” “hacer 2 horas de ejercicio diario (cuando actualmente no haces ninguna)”, son condiciones sumamente difíciles de cumplir y resultan desmotivantes. El problema es que, renunciar tajantemente a algo que te produce placer o a lo que estas acostumbrada, puede funcionar durante un breve tiempo, pero al corto plazo regresarás a tus malos hábitos con desesperación. La idea es ir gradualmente realizando los cambios, es decir, dando pequeños pasos, pero firmes, para que perduren.

Reconoce tus avances: No seas tan dura contigo mismo vive un día a la vez, persiste, da lo mejor cada día. Si hoy fallas, inténtalo de nuevo mañana, aprendiendo de tus errores, sin auto juzgarte y reconociendo cada avance que des.

Se selectivo y positivo: Aléjate de aquellas cosas o personas pesimistas o que sabes que te alejan de tus objetivos, y rodéate de aquellas que aportan calidad a tu vida. Acepta que el camino no será fácil ni cómodo, habrá dificultades y querrás desertar, pero cuando te sientas así, mantén la calma, apapáchate y reconoce tus avances .
Cultiva tu integridad personal. No te falles a ti. La integridad te da el oxígeno que requieres para cruzar la línea de meta a tu propósito. El compromiso contigo misma determina tu nivel de éxito. Hazlo por ti, lucha por ti y ámate lo suficiente para darte lo mejor.

¡No esperes, empieza Ya!: No caigas en las típicas exclamaciones de “El lunes empiezo”, “pasando el día de reyes”, “ya en febrero que me recupere de gastos comienzo”. La acción precede a la motivación, no al revés. Cualquier pequeña acción dirigida a conseguir el objetivo facilita que lleves a cabo.

El 2106 te trae 365 oportunidades para realizar lo que deseas, recuerda que todo es imposible hasta que empiezas a intentarlo y que todo cambio por más pequeño que sea requiere de planificación, esfuerzo y persistencia; no olvides que para tener más posibilidad de alcanzar tus objetivos debes buscar ese equilibrio en el que cuides tu cuerpo a nivel físico mental y emocional, por lo que no puedes dejar de fuera el ejercitarte, comer sanamente, dormir suficiente y practicar aquellas actividades que te dan placer y relajación.
Sé que lograrás algo diferente éste año.

¡Feliz año! Que tus deseos se vean cristalizados.

 

Kinesióloga y HealthCoach: Alba Antonieta Porras Hoyos Facebook: Wellzense AeroYoga Hermosillo.

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones