Valores

Valores (134)

Lunes, 12 Febrero 2018 17:12

Aprender a emprender

 

valores12febrero

Crear tu propio negocio se trata de ofrecer algo único a las personas; de dar el extra, de trabajar el doble y de tener fe cuando la situación más lo requiera. ¿Estás dispuesto a lograrlo?

“Sé tu propio jefe”
“Trabaja en tus horarios”
“Encuentra la libertad financiera”
¿Cuántas veces hemos escuchado estas frases? Claro, la idea de emprender tu propio negocio puede resonar en tus pensamientos de una manera emocionante, pero si algo quiero dejarte, es lo que realmente conlleva el arrancar una nueva empresa.

Con la mente en el cielo, pero los pies en la tierra
Hace poco tuve la oportunidad de dar una conferencia en una preparatoria sobre mi experiencia. Al finalizar la plática, un alumno levantó su mano y dijo que él también quería tener su propia empresa. Lo felicité y pasé a preguntarle de qué sería su empresa, a lo cual respondió que no sabía, silenciando el auditorio.

Como lo compartí con los alumnos, lo comparto con mis lectores: no se trata de tener una empresa solo para sentirnos importantes, se trata de ofrecer valor. Hoy en día vemos en redes sociales la vida de emprendedores y automáticamente deseamos lo mismo. Muchas personas no buscan ser emprendedores para revolucionar un mercado, un proceso o el mundo entero, lo buscan para mostrar un estilo de vida privilegiado a los demás.

Crear tu propio negocio es algo que muchos desean, pero pocos se atreven a tomar el riesgo, ya que implica no solo esfuerzo y dedicación, sino sacrificio y compromiso. Sin embargo, es sumamente gratificante, ya que trae consigo lecciones de vida día con día.

Arma tu equipo
Todos necesitamos apoyarnos en otros para alcanzar los objetivos que nos planteamos, ya sea de inversionistas que confíen en nuestras habilidades, socios que estén dispuestos a dedicar su empeño a tu lado, y empleados que estén motivados por tu liderazgo y misión. Al final encontrarás que poco a poco vas formando un grupo de personas que se irán desarrollando contigo, y terminarás dedicándote a darles una mejor oportunidad para sus vidas.

Atrévete
La vida es muy corta como para decir “me hubiera gustado haber tenido algo mío”. Si tienes tu idea, tu visión y tu motivación, ¡arranca!. Te espera un camino lleno de alegrías, éxitos y lecciones que te darán la experiencia y sabiduría para que, en un futuro, tú puedas motivar a otros. Ahora solo te queda dar el primer paso y prepararte para ser sorprendido.

Rafael Nevárez Escobar
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Lic. en Mercadotecnia y Comunicación
Director Creativo en Ágora Casa Creativa

Viernes, 02 Febrero 2018 18:22

Ejercitando la felicidad

 

valores2febrero


La mayoría de las personas deciden salir a correr, inscribirse al gimnasio o comenzar a practicar algún deporte para mejorar su imagen corporal y su salud física. Sin embargo, los efectos positivos que obtenemos gracias a estas actividades van mucho más allá de lo visual. Si últimamente has tenido problemas para concentrarte, te sientes decaída, cansada o sin energía, sufres de estrés, ansiedad o depresión, considera incluir un poco de actividad física en tu plan semanal, pues al ejercitarnos obtenemos también increíbles beneficios psicológicos.

1. Sé feliz
Liberando endorfinas, sustancia química que te da una sensación de euforia y felicidad.


2. Reduce el estrés
Incrementando la producción de norepirefrina, químico que modera la respuesta del cerebro al estrés.


3. Sube tu autoestima
Sin importar el peso ni la edad, el ejercicio físico eleva la percepción positiva del atractivo de uno mismo.


4. Mejora tus relaciones sociales
Al incrementar tu autoconfianza mejoras tu habilidad para relacionarte con los demás.


5. Alivia la ansiedad
A través de la liberación de neurotransmisores que te ayudan a calmarte.


6. Previene el deterioro cognitivo
Aumenta las sustancias químicas del cerebro que previenen la degeneración de las neuronas del hipocampo.


7. Mejora tu memoria
Incrementa la producción de células responsables de la memoria y el aprendizaje.


8. Aumenta tu capacidad cerebral
Ejercitándote produces más neuronas y más conexiones entre ellas.


9. Sé más productivo
La actividad física permite mantenerte más activo durante la jornada laboral.


10. Descansa mejor
El ejercicio ayuda a reiniciar el reloj biológico y permite conciliar mejor el sueño.

Meditación: una buena alternativa
Si sufres ante la idea de correr, levantar peso o simplemente estar en constante movimiento, esta puede ser la actividad para ti:

•Incrementa tu atención
•Reduce el impacto emocional al dolor
•Consigue relajarte
•Mejora tus habilidades cognitivas
•Aumenta el grosor del cerebro
•Reduce las posibilidades de sufrir un infarto.
•Mejora tu calidad de vida
•Impulsa la conectividad del cerebro

Por supuesto, puedes complementar tu actividad física con esta práctica. Solo necesitas de un lugar tranquilo, ropa cómoda y determinación para cerrar tus ojos y concentrarte en respirar profundo.

Francisco Javier Romero Córdova.
Psicólogo. Cédula Profesional No. 34618663 - SSA55/07.
Cel. (662) 256 5501.

 

Jueves, 01 Febrero 2018 21:36

La oportunidad de un nuevo comienzo

 

valores1febrero

Los estoicos solían creer que el mundo experimenta ciclos. Estos ciclos enfrentarían su fin en la denominada “conflagración del mundo”, una especie de evento apocalíptico en el cual el mundo sería consumido por fuego. Los estoicos combinaron su creencia de los ciclos cósmicos con su respeto a la divina providencia. El corolario de esta combinación fue la conclusión de que, providencialmente, Dios ha dispuesto que cada ciclo se repita una y otra vez hasta la conflagración del mundo. El corolario natural de esta cosmovisión es que cada individuo existirá una y otra vez bajo las mismas circunstancias hasta que el mundo sea reducido a fuego. La teoría de los ciclos cósmicos propugnada por los estoicos tiene un fuerte sabor ético.

Asimismo, es bien conocida la teoría póstuma de Nietzsche sobre el eterno retorno, teoría según la cual los seres humanos debemos ponderar muy bien nuestras posibles elecciones, porque el plan de acción que ejecutemos se repetirá in aeternum. Nietzsche ve en el eterno retorno el último fundamento para la afirmación de la vida terrenal, en contraste con la visión judeocristiana de una vida después de la muerte.

Si es verdad que nuestras acciones están diseñadas para repetirse hasta la conflagración del mundo, ¿qué actitud conviene tomar? La solución estoica es muy sencilla. Dado que la suerte está echada, déjate llevar; afronta los ciclos con ecuanimidad, ya que lo que va a pasar es inevitable.

Determinismo y Compatibilismo
Como su nombre lo indica, el determinismo expone que todo está determinado. En cambio, el compatibilismo defiende que, si bien es cierto que todo está determinado, hay un espacio para la libertad de las acciones humanas, de tal manera que sea viable imputar responsabilidad moral a los agentes.

Un autor estoico que defendió a diestra y siniestra el compatibilismo fue Crisipo de Solos. Según él, uno no puede escapar su destino; sin embargo, sí puede decidir cómo enfrentársele de acuerdo a sus posibilidades físicas y mentales. La idea principal de Crisipo es que todos los eventos están contenidos en una necesidad mayor, pero cada evento goza de cierto grado de contingencia, es decir, pueden ocurrir o no. Que un evento ocurra o no ocurra depende de sus actores principales.

La manera en que los agentes afrontan los eventos ya puestos en marcha por Dios puede resultar beneficiosa o perjudicial para los individuos; todo depende del conglomerado de virtudes que estos hayan adquirido en el transcurso de su vida. La postura de Crisipo es que aun cuando existan ciclos determinados por la providencia divina, los agentes virtuosos siempre los pueden tornar a su favor. La enseñanza que se puede inferir del compatibilismo de Crisipo es una exhortación a adquirir las virtudes necesarias para tener la oportunidad personal de comenzar y recomenzar.

Diego Espinoza Bustamante.
Licenciado en Filosofía por la Universidad Panamericana.
Actualmente trabaja como adjunto de rectoría de la universidad panamericana.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Martes, 19 Diciembre 2017 19:46

Tu propósito, agradecerte

 

 

valores21diciembre

Te invito a hacer un recorrido a través del tiempo, un viaje al pasado con el único propósito de que te permitas observar tus logros. Ahora pregúntate: ¿Qué has construido? ¿Qué has logrado? ¿Qué has dejado atrás? ¿Cuántas bendiciones han llegado durante todo este año? ¿Qué hay de todos aquellos momentos de alegría? Agradécete al recordarlos.

Momento para agradecer
Pasamos del presente inmediato al futuro, seguimos planeando, elaborando nuestra siguiente lista de propósitos y buscando todo aquello que queremos lograr. En momentos como este, puede ser importante hacer un alto para voltear a vernos a nosotros mismos, reconocernos y agradecernos por todo aquello que hemos construido.

Decir gracias por el único hecho de saberte dichoso de existir, decir gracias por conservar todo aquel amor que te rodea, por las pequeñas grandes bendiciones que se te han dado.

El poder de ser agradecido
En una investigación realizada por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, se analizaron las funciones cerebrales, mientras se experimentaban sentimientos de gratitud: las personas más agradecidas presentaban mayor actividad física del hipotálamo, el cual se encarga de controlar funciones como comer, beber, dormir, incluso, influye en el metabolismo y en los niveles de estrés. Esto quiere decir que dar las gracias por todo lo que tenemos influye positivamente en el malestar corporal y reduce los niveles de depresión.

Existen investigaciones en donde se comprueba que al practicar el agradecimiento, se activan de manera directa zonas de nuestro cerebro relacionadas con la recompensa, la satisfacción y las emociones positivas. La actitud de agradecer fortalece nuestro lado humano, nos hace conscientes de la grandeza de lo que somos y de la existencia de la armonía interior.

El agradecimiento nos ayuda a enfocarnos en lo que somos, en lo que hemos logrado, en las bondades que nos rodean y no en las carencias. Cuando agradecemos de inmediato, sentimos paz, placer y alegría; es allí donde se hace valioso vivir desde el agradecimiento, puesto que todo nuestro ser vibra en una perfecta sintonía.

Psic. Paulina Pimentel Dessens
Psicoterapeuta.
Tel. (662) 189 3646
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Martes, 19 Diciembre 2017 18:48

La importancia de consumir lo nuestro

 

valores20diciembre

En 2014, en México, el 74% de los proveedores de una reconocida empresa eran Pymes (pequeñas y medianas empresas locales), ¿a qué se debe? Como parte de su responsabilidad corporativa, tiene como valor el programa de Desarrollo de Proveedores, esto implica que destina recursos para apoyar en capacitación, en logística de entrega de productos y en financiamiento. Esto es conveniente para esta empresa, ya que al incluir a proveedores locales, los precios de traslado de mercancías y no depender de la fluctuación del precio del dólar provocan que sus costos de adquisición sean más bajos. Y aunque esta empresa podría implementar otras estrategias, decide apoyar la producción local.

Apoya a la economía mexicana
La importancia y los beneficios de consumir productos locales son de sobra conocido, y más cuando el presidente actual del país vecino nos ha puesto a temblar por sus políticas económicas. Aunque parece tomarnos por sorpresa, lo que en el fondo está pasando es que, tanto gobierno como particulares, nos damos cuenta de que no hemos dedicado recursos suficientes al sistema educativo y a nuestra cultura para buscar otros mercados y no depender tanto de Estados Unidos.

Es necesario poner nuestro granito de arena cuando vamos de compras. Intentemos revisar las etiquetas para saber de dónde proviene cada producto. Aunque esto parece poco práctico, debemos saber que en el supermercado encontraremos productos locales, como comida rápida, snacks, café y bebidas, entre otras cosas.

En la revista Forbes del mes de marzo de este año se mencionan los beneficios de las compras locales. Comprar en empresas locales es más rentable por la eliminación de riesgos y por dar más certidumbre a la cadena de suministro.

Empieza a actuar
Ahora que viene la temporada navideña podemos aprovechar para programar nuestras compras para beneficiar a las empresas mexicanas, podemos comprar desde la comida hasta los juguetes. Tratemos de inculcarles a nuestros hijos esta cultura de apoyo nacional para fortalecer nuestra economía.

Para que un país se fortalezca económicamente, no solo es suficiente consumir los productos locales, debemos fomentar hábitos en nuestros hijos para que desarrollen desde pequeños su creatividad y busquen la innovación. Es necesario crear espacios y medios para que los niños puedan pensar e imaginar libremente, recordemos que ese es el primer paso para que generen nuevas ideas y de esta manera crezcan teniendo iniciativas.

Inculquemos en nuestros hogares y escuelas una nueva cultura. Démosles la oportunidad a los niños para que tomen sus decisiones y aprendan cada día con cada error y con cada logro, y hagamos que en nuestras compras destaquen los productos locales.

Rafael Fontes Lohr
Coach de Negocios
Desarrollador de competencias humanas y directivas. Maestría en asesoramiento educativo familiar.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Lunes, 18 Diciembre 2017 20:35

Aceptación y crecimiento

 

valores19diciembre

Los seres humanos tenemos la capacidad de aprender y ser personas eficientes y positivas, dos grandes actitudes que nos llevan a tener conductas de bienestar. No obstante, en muchas ocasiones elegimos tener actitudes que nos impiden crecer, que nos oprimen y no nos permiten ver lo mejor de nosotros. Pero, ¿qué motivo podemos tener como seres humanos para no amarnos a nosotros mismos? Todos, en algún momento, nos hacemos una especie de boicot y eso no nos deja amarnos, y, por ende, descuidamos nuestra persona.

Todo comportamiento tiene consecuencias positivas o negativas, y el camino que nos lleva hacia la eliminación de cualquier tipo de comportamiento autodestructivo está lleno de baches provocados por la incomprensión de nuestras propias motivaciones. Cuando logramos comprender por qué dirigimos cierta maldad hacia nosotros mismos y las razones por las que retenemos esos pensamientos negativos, entonces empezamos a combatir los malos comportamientos; pero si no logramos entenderlo, volvemos a boicotearnos.

Toma las riendas de tu vida
•Impide que la timidez y la falta de seguridad te alejen de tus amigos y familiares. Algunas personas evitan las relaciones afectivas por miedo a ser rechazados.
•Acepta el crecimiento. Elimina los pensamientos negativos, esos que te dicen que no puedes o que no lo mereces. Tienes todo para lograrlo, solo necesitas poner los planes en acción y decidirte.
•Bloquea la lástima de los demás. La compasión y la atención mal encaminadas son retribuciones autofrustrantes para ti.
•Deja de culpar a los demás de tus errores. Sé responsable de tus propias acciones y asume las consecuencias, esto te ayudará a crecer como persona.
•Vive con la mente en el presente. No mires hacia atrás ni te quedes enclaustrado en los recuerdos.
•Hazte cargo de tu propia vida. Recuerda que tienes todo lo necesario para vivir lo que anhelas y cumplir tus metas.

Año nuevo, mente nueva
Estamos a muy poco tiempo de iniciar un nuevo año, debemos recordar que si Dios nos presta vida, hay que vivir nuestro trayecto de la mejor manera posible, y, definitivamente, eso inicia con nosotros mismos.

Nada de lo que hay afuera nos va a dar la satisfacción de vivir. La única prueba de vida es el crecimiento. Convertirte en una persona que se ama a sí misma es elección propia. Si nos dejamos llevar por las emociones, viviremos siempre enfocados en nuestros problemas. Independientemente del pasado, las personas y las circunstancias complicadas, elige acciones que te lleven por un buen camino, para crear hábitos que te llenen de amor y plenitud.

Esmeralda Cambuston
Coach Certificada en Desarrollo Humano. Reg. STPS: CACE720915C81-0005 / Coach: 000370. Tel. (662) 301 6829 y Cel. (662) 128 3201. Conoce más en Facebook, Twitter y Linked In.

Lunes, 18 Diciembre 2017 18:58

Pequeños cambios con grandes resultados

 

valores18diciembre

Todos queremos ser felices y la salud es una parte importante en la ecuación para alcanzar la felicidad. Además, queremos estar, sentirnos y vernos saludables. Levanten la mano si han intentado cumplir con un propósito como: comer más sano para bajar de peso, levantarse más temprano para hacer ejercicio, aprender otro idioma, ser mejor persona, etc. Sin embargo, por alguna razón, estos intentos no siempre se convierten en acciones reales, al contrario, pareciera que estuviéramos encadenados de manos y pies y nos resultara imposible tomar las riendas de nuestra vida. Muchas veces, incluso adoptamos hábitos poco saludables que dañan nuestro bienestar, grabando en nuestro inconsciente el mensaje “no puedo y nunca podré”, cuando en realidad, cada uno de nosotros cuenta con la fuerza necesaria para tomar la decisión de cambiar.

¿Qué son los hábitos?
Un hábito es el resultado de una acción que repites frecuentemente de forma inconsciente. Los hábitos saludables son todas aquellas conductas que tenemos en nuestra vida cotidiana y que van a incidir positivamente en nuestro bienestar físico, mental y social. Más del 45% de tus actividades diarias son hábitos, los cuales van a definir tu estilo de vida hoy y están construyendo la vida que tendrás en el futuro. Es por esto que crear hábitos saludables en tu vida es la mejor solución para conseguir lograr una transformación permanente. No es magia, no es instantáneo, pero puedes iniciar incorporando un solo hábito en tu rutina diaria.

Comienza con pequeños cambios:

•Llena la cocina de alimentos de verdad: los crecen en la tierra, los que se estropean si no se guardan en el refrigerador, los que tienen fecha de caducidad breve.

•Come los colores del arcoíris: la mayor parte de tu alimentación debería consistir en verduras y algunas frutas que formen una amplia gama de colores intensos.

•Consume frutas con moderación: elige frutas con bajo contenido en azúcar como fresas, moras, frambuesas y melón.

•Evita beber jugo de frutas, ya que contiene una dosis elevada de azúcar y carece de las ventajas de la fibra.

•Ajusta tus comidas: ¿la cena es tu comida más importante?, es momento de que deje de serlo; la comida principal, que debe estar cargada de proteínas, grasas saludables y verduras, es el desayuno.

•Convierte el agua en tu bebida habitual.

•La actividad física es clave para llevar una vida sana.

•Descansa: el sueño es un factor importante para obtener vitalidad, los adultos deben tener un rango de sueño entre 7-9 horas al día.

•Derriba tus propias barreras: nada es imposible, piensa que aún no lo has intentado lo suficiente.

Dra. Alba Priscila Sauceda López
Medicina Integrada. Encargada del Departamento de Epidemiología del H.G. “Dr. Fernando Ocaranza” ISSSTE, Hermosillo. Cédula Profesional: 5177317 SSP. 760509. Cédula Especialidad: 6843592 SSP. ESP. 8/12

 

valores16diciembre

Cada inicio de año nos proponemos lo mismo: ir al gimnasio, dejar de fumar, terminar de leer el libro, dejar de jugar en el casino, usar menos las redes sociales, entre otros. Algunos propósitos ya ni los mencionamos, decidimos dejarlos como están. Pero, ¿por qué dejamos para el año que viene lo que podríamos hacer en este momento?

Lo mismo ocurre con muchas de las tareas cotidianas, empleamos excusas como “mañana lo hago”, “el lunes sí empiezo” y “ahora no puedo, lo haré luego”. Usamos excusas que parecen justificables y dejamos para otro día lo que podemos hacer hoy.

Esa es la razón por la que no logramos cumplir con nuestros sueños y propósitos, y estos se convierten en terribles pesadillas que nos acorralan, pues no dejamos de pensar en nuestras metas y tampoco hacemos algo para realizarlas. A esta acción de aplazar nuestros propósitos se le denomina “procrastinación”, que es la postergación del deseo y del compromiso.

Metas vs procrastinación
Una característica de la procrastinación es esa nube que se torna sobre nosotros al no realizar lo que nos proponemos. En muchas ocasiones se producen ideas que nos martirizan constantemente.

En un escenario cotidiano, la persona que cae en el sistemático aplazamiento de sus deseos o de sus compromisos no solo está dejando de hacer y de ser, sino que además se enfrenta al retorno de esos deseos, propósitos o compromisos a través de la culpabilización.

¿Por qué procrastinamos?
Cuando el placer parece ser inmediato, tendemos a elegirlo frente al beneficio más largo. Nos cuesta trabajo renunciar a ese bienestar a corto plazo y nos consolamos convenciéndonos de que tenemos cosas más importantes que hacer y que después será mejor momento. Creemos que existe un momento perfecto en el que seremos más productivos, pero no es así, ya que después aparecerá otro factor que nos impedirá realizar eso que queremos.

Claves para dejar de procrastinar
·Deja de razonar y actúa.
·Piensa en cómo te perjudica aplazar esa tarea y los beneficios a largo plazo que supone enfrentarte a esa tarea.
·Prémiate cada vez que trabajes en tu meta.
·Elimina las distracciones.
·Establece tiempos de descanso y fechas límites.
·Prioriza y aprende a decir “no”.
·Haz públicas tus metas más difíciles, eso hará que te comprometas.

Psic. Diana Spíndola Yáñez
Centro de asesoría psicológica-skool-tools.
Facebook: centro de asesoría psicológica-skool-tools. 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Tel. 210 3280 y (662) 206 3414

Viernes, 15 Diciembre 2017 18:56

Año nuevo, lucha nueva

 

valores15diciembre

Cierto santo español se propuso el lema “año nuevo, lucha nueva” para comenzar el año 1972, reformulando así el celebérrimo lema “año nuevo, vida nueva”. Si bien es cierto que la reformulación de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, tiene un fuerte sabor teologal, algunas consideraciones filosóficas me brotan espontáneamente a la mente.

Opción fundamental
Al inicio de la Ética Nicomáquea, Aristóteles señala que lo propio de los actos humanos es tender hacia un fin. Es la finalidad impresa en todo nuestro obrar que dota de sentido a nuestras acciones y a nuestra vida. Aristóteles es consciente que es hasta cierto punto trivial señalar que las acciones humanas tienen un fin. Lo interesante del señalamiento de Aristóteles es que no bastan los fines de nuestras acciones particulares para dotar de sentido nuestra existencia.

Aristóteles creía que una tragedia era mala cuando sus episodios eran inconexos entre sí. Para que una trama se califique de “buena”, esta debe poseer unidad intrínseca, ya sea de manera más simple o más compleja, pero debe de haber una unidad. Una mala tragedia, en efecto, carece de lógica interna, y su trama queda fragmentada en episodios aislados. Esto viene a cuento porque una vida vivida sin una adecuada consideración al fin último es similar a una mala tragedia, y se semeja, más bien, a una vida episódica insensata.

Identidad y narración
Es de sobra conocido que Paul Ricoeur acuñó el término “identidad narrativa”. La idea de fondo de este término es que la vida debe entenderse a manera de relato. El concepto de identidad narrativa fue un rehecho de Ricoeur de la ética eudamonista de Aristóteles para explicar y describir los ingredientes de una vida buena: una vida lograda. Ricoeur señaló que para discernir los constituyentes de la vida lograda hay que enfocar la investigación filosófica en la acción humana y la teleología interna que la caracteriza, es decir, las acciones humanas siempre están direccionadas a un fin. Es así que para Ricoeur solamente una vida entendida dentro de un marco referencial global puede ser apta para la consecución de la felicidad.

Tanto la propuesta de Aristóteles como la de Ricoeur presentan el ideal de la vida humana como una trama sujeta a un hilo conductual fundamental. Con todo, ¿cómo compaginar esta continuidad a la que aspira la vida humana cuando esta se encuentra sujeta a las discontinuidades y a los avatares del destino? La respuesta de Aristóteles es que la compaginación se da mediante el ejercicio de las virtudes; y para esto requerimos luchar, esforzarnos. Lo interesante de la reformulación de San Josemaría no está solamente en la cristianización de la frase, sino en que en ella hay signos de que un año nuevo no implica una vida nueva, bajo la pena de que queramos que nuestra vida carezca de sentido: se tacha de inestable al sujeto que de un día para otro deja de aspirar a ser filósofo para convertirse en astronauta. El año nuevo implica luchar para volver a empezar a luchar. Solamente en nuestro esfuerzo cotidiano para lograr el fin último al cual uno aspira es donde nuestra vida adquiere sentido.

Diego Espinoza Bustamante
Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana
Actualmente trabaja como adjunto de rectoría de la Universidad Panamericana.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Lunes, 27 Noviembre 2017 20:59

El origen de la Navidad

 

valores29noviembre

En su misión de predicar universalmente las enseñanzas de Jesús de Nazaret, la Iglesia Católica ha querido dedicar un tiempo a profundizar, contemplar y asimilar el misterio de la encarnación del Hijo de Dios; a ese tiempo lo conocemos hoy en día como la Navidad, la cual se encuadra cerca de la antigua fiesta judía de las luces. Buscando dar un sentido cristiano a las celebraciones paganas del solsticio de invierno, la Iglesia aprovechó ese preciso momento para celebrar la Navidad.

Los orígenes de las fiestas decembrinas
Las Saturnalias (fiestas en honor a Saturno) se celebraban entre los días 17 y 23 de diciembre, mientras que las posteriores fiestas de los obispillos, el Bisbetó de Montserrat, la fiesta del Rollo y las fiestas del obispo de los locos solían celebrarse entre los días 6 y 28 de diciembre. Por tanto, es altamente plausible que los Papas hubieran elegido el 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús con el fin de que los fieles cristianos se apartaran de las celebraciones paganas del solsticio de invierno. Así pues, la Navidad comenzó a ocupar el lugar que todavía llenaban las celebraciones paganas propias del invierno romano.

Reinando Constantino el Grande, la Iglesia Católica propuso que en 25 de diciembre se celebrara el nacimiento de Jesús, dada la coincidencia con la celebración romana del “Sol Invictus” (“Sol Invencible”), propuesta que no estuvo exenta de retrataciones: si bien es cierto que en el año 345 d. C., el día 25 era ya la fiesta de Navidad en Occidente, en Oriente solía celebrarse el 6 de enero. Fue la influencia de San Juan Crisóstomo y de San Gregorio Nacianceno, que se optó por adoptar el 25 de diciembre como la fecha fija para celebrar la Navidad.

¿Y Santa Claus?
Es bien sabido que Santa Claus fue San Nicolás, obispo de Mira, Licia, en el siglo IV. A San Nicolás se le han aplicado numerosas leyendas que lo presentan como taumaturgo, resucitador de niños y dotador de vírgenes, las cuales han contribuido a concebir a San Nicolás como lo que hoy conocemos como Santa Claus: personaje de barba blanca, vestido de rojo y portador de capucha. Una de estas leyendas cuenta que una noche en la que San Nicolás transportaba tres bolsas de oro hasta las tres hijas de un mercader arruinado que intentaba prostituirlas para salir de la quiebra, una de las bolsas cayó dentro de los calcetines que colgaban de la chimenea; de ahí la tradición de colgar calcetines en la espera de los regalos. La historia cuenta que San Nicolás arrojó las limosnas discretamente por una ventana para librar de la deshonra a las tres doncellas.

Sea como fuere, las representaciones de San Nicolás más adecuadas se encuentran en el Mediterráneo: habiendo sustituido las fiestas y creencias populares sobre Poseidón, a San Nicolás se le pinta con ornamentos episcopales, y sus atributos son las tres bolsas de oro con las que libró de la prostitución a las tres doncellas, los tres niños resucitados y un ancla, símbolo que representa a San Nicolás como protector de los hombres de mar, pues estando en Palestina se dice que calmó una enorme tempestad.

Diego Espinoza Bustamante
Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Actualmente trabaja como adjunto de rectoría de la Universidad Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones