Lunes, 12 Febrero 2018 17:12 Publicado en Valores

 

valores12febrero

Crear tu propio negocio se trata de ofrecer algo único a las personas; de dar el extra, de trabajar el doble y de tener fe cuando la situación más lo requiera. ¿Estás dispuesto a lograrlo?

“Sé tu propio jefe”
“Trabaja en tus horarios”
“Encuentra la libertad financiera”
¿Cuántas veces hemos escuchado estas frases? Claro, la idea de emprender tu propio negocio puede resonar en tus pensamientos de una manera emocionante, pero si algo quiero dejarte, es lo que realmente conlleva el arrancar una nueva empresa.

Con la mente en el cielo, pero los pies en la tierra
Hace poco tuve la oportunidad de dar una conferencia en una preparatoria sobre mi experiencia. Al finalizar la plática, un alumno levantó su mano y dijo que él también quería tener su propia empresa. Lo felicité y pasé a preguntarle de qué sería su empresa, a lo cual respondió que no sabía, silenciando el auditorio.

Como lo compartí con los alumnos, lo comparto con mis lectores: no se trata de tener una empresa solo para sentirnos importantes, se trata de ofrecer valor. Hoy en día vemos en redes sociales la vida de emprendedores y automáticamente deseamos lo mismo. Muchas personas no buscan ser emprendedores para revolucionar un mercado, un proceso o el mundo entero, lo buscan para mostrar un estilo de vida privilegiado a los demás.

Crear tu propio negocio es algo que muchos desean, pero pocos se atreven a tomar el riesgo, ya que implica no solo esfuerzo y dedicación, sino sacrificio y compromiso. Sin embargo, es sumamente gratificante, ya que trae consigo lecciones de vida día con día.

Arma tu equipo
Todos necesitamos apoyarnos en otros para alcanzar los objetivos que nos planteamos, ya sea de inversionistas que confíen en nuestras habilidades, socios que estén dispuestos a dedicar su empeño a tu lado, y empleados que estén motivados por tu liderazgo y misión. Al final encontrarás que poco a poco vas formando un grupo de personas que se irán desarrollando contigo, y terminarás dedicándote a darles una mejor oportunidad para sus vidas.

Atrévete
La vida es muy corta como para decir “me hubiera gustado haber tenido algo mío”. Si tienes tu idea, tu visión y tu motivación, ¡arranca!. Te espera un camino lleno de alegrías, éxitos y lecciones que te darán la experiencia y sabiduría para que, en un futuro, tú puedas motivar a otros. Ahora solo te queda dar el primer paso y prepararte para ser sorprendido.

Rafael Nevárez Escobar
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Lic. en Mercadotecnia y Comunicación
Director Creativo en Ágora Casa Creativa

Viernes, 02 Febrero 2018 18:22 Publicado en Valores

 

valores2febrero


La mayoría de las personas deciden salir a correr, inscribirse al gimnasio o comenzar a practicar algún deporte para mejorar su imagen corporal y su salud física. Sin embargo, los efectos positivos que obtenemos gracias a estas actividades van mucho más allá de lo visual. Si últimamente has tenido problemas para concentrarte, te sientes decaída, cansada o sin energía, sufres de estrés, ansiedad o depresión, considera incluir un poco de actividad física en tu plan semanal, pues al ejercitarnos obtenemos también increíbles beneficios psicológicos.

1. Sé feliz
Liberando endorfinas, sustancia química que te da una sensación de euforia y felicidad.


2. Reduce el estrés
Incrementando la producción de norepirefrina, químico que modera la respuesta del cerebro al estrés.


3. Sube tu autoestima
Sin importar el peso ni la edad, el ejercicio físico eleva la percepción positiva del atractivo de uno mismo.


4. Mejora tus relaciones sociales
Al incrementar tu autoconfianza mejoras tu habilidad para relacionarte con los demás.


5. Alivia la ansiedad
A través de la liberación de neurotransmisores que te ayudan a calmarte.


6. Previene el deterioro cognitivo
Aumenta las sustancias químicas del cerebro que previenen la degeneración de las neuronas del hipocampo.


7. Mejora tu memoria
Incrementa la producción de células responsables de la memoria y el aprendizaje.


8. Aumenta tu capacidad cerebral
Ejercitándote produces más neuronas y más conexiones entre ellas.


9. Sé más productivo
La actividad física permite mantenerte más activo durante la jornada laboral.


10. Descansa mejor
El ejercicio ayuda a reiniciar el reloj biológico y permite conciliar mejor el sueño.

Meditación: una buena alternativa
Si sufres ante la idea de correr, levantar peso o simplemente estar en constante movimiento, esta puede ser la actividad para ti:

•Incrementa tu atención
•Reduce el impacto emocional al dolor
•Consigue relajarte
•Mejora tus habilidades cognitivas
•Aumenta el grosor del cerebro
•Reduce las posibilidades de sufrir un infarto.
•Mejora tu calidad de vida
•Impulsa la conectividad del cerebro

Por supuesto, puedes complementar tu actividad física con esta práctica. Solo necesitas de un lugar tranquilo, ropa cómoda y determinación para cerrar tus ojos y concentrarte en respirar profundo.

Francisco Javier Romero Córdova.
Psicólogo. Cédula Profesional No. 34618663 - SSA55/07.
Cel. (662) 256 5501.

 

Jueves, 01 Febrero 2018 21:36 Publicado en Valores

 

valores1febrero

Los estoicos solían creer que el mundo experimenta ciclos. Estos ciclos enfrentarían su fin en la denominada “conflagración del mundo”, una especie de evento apocalíptico en el cual el mundo sería consumido por fuego. Los estoicos combinaron su creencia de los ciclos cósmicos con su respeto a la divina providencia. El corolario de esta combinación fue la conclusión de que, providencialmente, Dios ha dispuesto que cada ciclo se repita una y otra vez hasta la conflagración del mundo. El corolario natural de esta cosmovisión es que cada individuo existirá una y otra vez bajo las mismas circunstancias hasta que el mundo sea reducido a fuego. La teoría de los ciclos cósmicos propugnada por los estoicos tiene un fuerte sabor ético.

Asimismo, es bien conocida la teoría póstuma de Nietzsche sobre el eterno retorno, teoría según la cual los seres humanos debemos ponderar muy bien nuestras posibles elecciones, porque el plan de acción que ejecutemos se repetirá in aeternum. Nietzsche ve en el eterno retorno el último fundamento para la afirmación de la vida terrenal, en contraste con la visión judeocristiana de una vida después de la muerte.

Si es verdad que nuestras acciones están diseñadas para repetirse hasta la conflagración del mundo, ¿qué actitud conviene tomar? La solución estoica es muy sencilla. Dado que la suerte está echada, déjate llevar; afronta los ciclos con ecuanimidad, ya que lo que va a pasar es inevitable.

Determinismo y Compatibilismo
Como su nombre lo indica, el determinismo expone que todo está determinado. En cambio, el compatibilismo defiende que, si bien es cierto que todo está determinado, hay un espacio para la libertad de las acciones humanas, de tal manera que sea viable imputar responsabilidad moral a los agentes.

Un autor estoico que defendió a diestra y siniestra el compatibilismo fue Crisipo de Solos. Según él, uno no puede escapar su destino; sin embargo, sí puede decidir cómo enfrentársele de acuerdo a sus posibilidades físicas y mentales. La idea principal de Crisipo es que todos los eventos están contenidos en una necesidad mayor, pero cada evento goza de cierto grado de contingencia, es decir, pueden ocurrir o no. Que un evento ocurra o no ocurra depende de sus actores principales.

La manera en que los agentes afrontan los eventos ya puestos en marcha por Dios puede resultar beneficiosa o perjudicial para los individuos; todo depende del conglomerado de virtudes que estos hayan adquirido en el transcurso de su vida. La postura de Crisipo es que aun cuando existan ciclos determinados por la providencia divina, los agentes virtuosos siempre los pueden tornar a su favor. La enseñanza que se puede inferir del compatibilismo de Crisipo es una exhortación a adquirir las virtudes necesarias para tener la oportunidad personal de comenzar y recomenzar.

Diego Espinoza Bustamante.
Licenciado en Filosofía por la Universidad Panamericana.
Actualmente trabaja como adjunto de rectoría de la universidad panamericana.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones