Miércoles, 11 Junio 2014 20:04 Publicado en Piensa verde

 

 

piensaverde11junio

1. Utiliza servilletas de tela

a. Son más eficientes, duran más y puedes ahorrarte mucho más dinero que comprando servilletas de papel.

2. Si optas por utilizar servilletas de papel, compra de las recicladas.

3. Cocina en casa y haz tus propias recetas

a. En vez de comprar alimentos procesados cocina tus propias recetas de principio a fin, de esta manera serás más natural y no contribuirás a la alimentación artificial.

4. Apaga el horno cinco minutos antes de que los alimentos estén listos.

a. A este grado, el horno seguirá lo suficientemente caliente para que los alimentos se terminen de cocinar sin necesidad de estar prendido y tu ahorrarás más energía y luz.

5. Reduce la compra de vasos y platos desechables lo más que se pueda.

a. El agua que utilizas para lavar los platos perjudica en mucha menor proporción al medio ambiente que comprar vasos y platos desechables, ya que muchos están hechos de materiales dañinos para el medio ambiente.

b. Si necesitas vasos y platos desechables, compra reciclados y de cartón o papel en vez de hielo seco o unicel.

6. No utilices bolsas de plástico cada vez que vas al supermercado

a. En vez de eso, compra una bolsa reusable o de materiales reciclables cada vez que vayas de compras.

7. Utiliza termos reusables para el agua en vez de comprar botellas cada vez que lo necesites.

Jueves, 29 Mayo 2014 18:30 Publicado en Piensa verde

 

 

piensaverde29mayo

 

Una manera fácil y muy eficaz de ayudar al medio ambientes es reemplazando productos de limpieza con un alto contenido en químicos por un producto biodegradable, casero, económico y más gentil con el miedo ambiente que tú misma puedes hacer.

Es posible crear un limpiador de drenajes y tuberías con tres simples y sencillos ingredientes disponibles en cualquier supermercado.

Necesitarás:

- ½ taza de bicarbonato de sodio

- 1 galón de agua

- 1 taza de vinagre

- ½ limón

Primero, se vierte la media taza de bicarbonato en el área del drenaje que se desea limpiar.

Mezcla la taza de vinagre con el jugo de medio limón.

Pon la mezcla en el área a limpiar después del bicarbonato de sodio y después de esperar 5 minutos, vierte el galón de agua caliente por el drenaje y para limpiar el bicarbonato y el vinagre y dejar el área limpia.

 

Jueves, 15 Mayo 2014 17:32 Publicado en Piensa verde

 

piensaverde15mayo

Ser un consumidor sustentable es mucho más fácil de lo que parece, sólo debes reflexionar acerca de las compras que realizas e integrar opciones verdes en éstas.

Las Páginas Verdes es una guía para lograrlo, pero depende de ti qué tan lejos puedes llegar para hacer un cambio en tus hábitos de consumo. Un consumidor sustentable es aquel que compra productos y servicios que realmente necesita y lo hace de manera informada, consciente de los impactos y la huella ecológica que deja el producto en su ciclo de vida.

Además, usa sus adquisiciones de forma eficiente y dispone de forma responsable los desechos que genera. A continuación te presentamos los 10 puntos más importantes al tomar una decisión de compra, para que involucres al consumo sustentable en tu día a día.

1. Pregúntate de qué está hecho el producto. Al conocer cuáles son sus materias primas, sabrás si provienen de recursos naturales bien aprovechados y si se recuperarán en cierto plazo.

2. Investiga cómo fue hecho el producto, los procesos productivos y los materiales usados durante su creación; muchas veces son sumamente agresivos con el medio ambiente. Busca productos que sustituyan a los tradicionales por otros con menor impacto ecológico.

3. Escoge productos que consuman menos energía al momento de ser utilizados.

4. Adquiere aquellos productos y servicios que promuevan procesos sociales responsables y de comercio justo.

5. Compara la procedencia de un producto, elige las alternativas locales para fomentar la economía de tu comunidad.

6. Elige productos que se hayan hecho cerca de donde vives, así tu compra tendrá una menor huella ecológica por el transporte.

7. Toma una decisión inteligente y verde. Usa estas recomendaciones y tu conocimiento para comparar las opciones que tienes en el anaquel.

8. Pregúntate si realmente lo necesitas. Si preparas una lista de compras antes de ir a la tienda, puedes evitar la adquisición de elementos redundantes o innecesarios, lo que también trae como consecuencia reducción los residuos.

9. Al final, separa correctamente los residuos reciclables de los no reciclables; deséchalos correctamente.

10. En medida de lo posible, ¡reutiliza!
Recuerda, cuidar al planeta es tan fácil como comprar productos que no lo dañen. ¡Sé un consumidor más sustentable en sólo 6 pasos dando click en la imagen!

Fuente: www.imujer.com

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones