Piensa verde

Piensa verde (36)

Lunes, 15 Agosto 2016 18:13

¿Qué puedo reciclar en mi casa?

 

piensaverde15agosto

Reciclar es más fácil de lo que parece: integrar a la familia, a nuestros hijos principalmente, en una disciplina que ayude a cuidar el planeta, es enseñarles una cultura de responsabilidad. Reciclar cuenta con grandes beneficios como el ahorro familiar, además de que ampliamos la creatividad de nuestros hijos con la finalidad de cuidar el planeta, pues consiste en un proceso mediante el cual distintos residuos se convierten en materia prima para fabricar un nuevo producto.

En nuestro hogar, reciclar residuos orgánicos o inorgánicos puede tener un sinfín de usos a nivel funcional, decorativo y artístico, por lo que también ahorramos dinero y a su vez se produce menos basura y contaminación.


Incluso el reúso de artículos o prendas puede generar un gran cambio en la vida de alguien más; si ponemos en práctica uno de nuestros grandes valores como es el compartir, podemos llevar a cabo la donación de prendas, artículos, juguetes o libros con alguna persona o familiar que no cuente con lo necesario para el diario.

Además, podemos aplicar el factor “reutilizar” a las prendas o muebles realizando transformaciones de actualización en el sentido de la moda, o bien les podemos brindar una funcionalidad diferente a la que ya tenían. Otra alternativa de reciclado es que la ropa con tela de camiseta puede ser donada sin importar sus condiciones: manchada, descolorida por el sol o por el cloro, rota o descosida, ya que tiene uso como trapo industrial.


Recordemos que la tendencia de la moda en prendas, artículos y muebles es la actualización de las antigüedades de nuestras abuelas creando un concepto vintage, además ponemos en práctica la creatividad que es la riqueza de la cultura mexicana, por ello contamos con una amplia gama de artesanías.

También, durante este verano, podemos elaborar un calendario y despertar nuestra creatividad creando diversas cosas para el regreso a clases (tal vez con esos útiles escolares que quedaron incompletos podemos crear un cuaderno nuevo con agujetas y los podemos usar o donar a un niño de la edad de nuestros hijos), podemos crear artículos para los días patrios, época navideña, día de San Valentín o temporada de pascuas.


Reciclar, reusar y reducir basura puede ser una hermosa cultura de responsabilidad con nuestro planeta, una generosa actitud de servicios y también un ahorro y sirve para despertar aún más la creatividad de nuestra familia.

Sabías que…
•Fabricar papel reciclado ahorra tres veces más energía que el normal.
•Cada tonelada de papel reciclado salva la vida de 12 árboles.
•Una pila de botón es capaz de contaminar el agua que necesita una familia de cuatro miembros en todo un año.
•Siete de cada diez teléfonos celulares van a la basura o se pierde.
•Por cada tonelada de papel reciclado se ahorra una media de 13 árboles, 50 mil litros de agua y 3 barriles de petróleo.
•En el 66% de los casos es el ama de casa quien deposita los residuos en el contenedor de basura; en el 32% se encuentran los padres y en el 17% los hijos.
•Nunca debes tirar el aceite usado por el fregadero, debes guardarlo en un envase para depositarlo en un punto limpio.
•Basta un litro de aceite para afectar a mil litros de agua.
•Con el aceite usado se pueden fabricar ceras, velas, pinturas, barnices, fertilizantes, cremas y combustibles biodegradables.
•Un pañuelo de papel tarda tres meses en degradarse y una lata de refresco más de diez años.
•Cada uno de nosotros genera unos 300 kilos de basura al año en promedio.
•Alrededor del 75% del agua que empleamos se utiliza en el baño.
•El 99.5% del agua dulce de la Tierra está en los glaciares y nieves perpetuas.
•Para producir una pastilla de un kg. de mantequilla se necesitan 378 litros de agua.
•Alrededor del 40% de las ventas anuales de pilas es por las fechas navideñas.
•Tiramos 300 mil toneladas anuales de metal, 600 mil de vidrio y dos millones de papel.
•La basura que generarás en toda tu vida corresponde a 400 veces tu peso adulto.
•Solo el 3% del agua de la Tierra es dulce.

Lic. Sonia Álvarez Amaya, Coordinadora General de Banco de Ropa de Hermosillo, I.A.P. Dirección: Ave. Álvaro Obregón #28 entre Ayón y Abasolo, Col. Centro Tels. 2120333, 2132857

Fuente: http://www.redcicla.com/sabias.html

Martes, 26 Mayo 2015 21:06

Invierte en tu propio jardín

 

piensaverde26mayo

Alessa Anaya
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

El amor hacia la vida verde me genera una inmensa paz y me llena de vida. Rodearnos de flora es tanto colorido y oloroso como extremadamente gratificante para nosotros. Hoy me dedico a hablarles un poco sobre cómo llegar a amar tanto algo que te amará el triple de vuelta.

Platos viejos, canastas, baldes, botes de basura, botellas viejas, casi todo lo que nos rodea que podemos considerar basura puede ser un nuevo hogar para vida verde.
Algunos tips fundamentales de las plantas son los siguientes:

Plantas en macetas
Si piensas plantar en macetas, asegúrate de que éstas tengan drenaje. Hay muchísimas macetas preciosas o tazas y platos bonitos que puedes convertir en macetas, pero debes cuidar que por lo menos tengan un hoyito debajo para asegurar que el exceso de agua se drene.
De no ser así, el exceso de agua acumulada y la humedad comenzarán a crear hongos y terminarán matando a tus bebés. Un clavo y martillo pueden arreglar este problema fácilmente.

Riego y luz adecuada

Tus plantas deben tener el riego y luz adecuada. Si plantarás en macetas el problema de la luz es fácil de arreglar, ya que son móviles y puedes estar cambiándolas de lugar. Sin embargo, si planeas plantar en tu jardín hay que analizar todo el espacio, observar dónde pega luz y dónde sombra, y sembrar plantas de sol y de media sombra o sombra en sus respectivos lugares.

Ten un calendario
El asunto del riego es un poco más complicado, yo siempre sugiero tener un calendario (cosa que te funcionará además para mantener tu vida más ordenada) y a la hora de plantar empezar con las pequeñas notas: dibuja una plantita (o si no se te da la dibujada, escribe el nombre) en los días próximos que toca regar cada planta. Acostúmbrate a checar tu calendario diario para evitar que se te pasen los días de riego.

Cuidado con las plagas, plantas o bichos.
Tu peor enemigo son los bichos malos. A nadie le molesta una mariposa, pero las arañitas y orugas come hojas pueden matar a tu hermosa hierbabuena. Para esto la respuesta es muy simple: ve al súper y compra un insecticida para jardín, sigue las instrucciones y listo.

Las plantas también comen
Algunos sumplementos ideales para las plantas son las lombrices y el fertilizante (este último debe ser aplicado aproximadamente una vez al mes, pero hay que checar las especificaciones de cada planta).

Dale su espacio
Me he topado con muchas macetas miniaturas que se ven increíblemente bonitas como decoración, sin embargo si la planta está viva esto es una tortura para ella y pronto morirá. Las plantas necesitan espacio subterráneo para estirar sus raíces y por tanto crecer. No seamos egoístas y pensemos por ellas un poco más que por el aspecto de nuestra “decoración”. El tamaño mínimo que yo recomiendo para plantas pequeñas es el de una taza regular. Te aseguro que tu plantita te agradecerá infinitamente el espacio extra.

Espero estos datos puedan ayudarte a ir empezando tu propio jardín ya sea en patio, ventana, terraza, azotea, o cualquier espacio donde puedas poner una maceta.

Alessa Anaya
Estudiante de Economía y amante de la flora.
Instagram.com/cuerosycuerdas
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

piensaverde21agosto

1- Utilizar la bicicleta o el transporte público para los trayectos cortos dentro de la ciudad.

2- Compartir el automóvil para ir al trabajo con otras personas.

3- Limitar la velocidad a 60 km/h

4- Mantener una temperatura interior adecuada, sin abusar del aire acondicionado o calefacción.

5- Mantener una velocidad uniforme.

6- Cerrar las ventanas del auto cuando se conduce en carretera.

7- Comprobar la presión de los neumáticos del auto al menos una vez al mes

8- Meter bien el embrague, no se debe utilizar para frenar ni para encender el motor.

9- Apagar el motor.

10- No pitar cuando no sea necesario, evitemos la contaminación auditiva.

Jueves, 24 Julio 2014 19:54

Cuida el medio ambiente desde tu oficina

 

piensaverde24julio

Cualquier ocasión es buena para cuidar el medio ambiente y trabajar no es una excepción. Con unos pequeños cambios podemos hacer del trabajo una actividad eco-friendly.

Los cambios para un trabajo respetuoso con el medio ambiente comienzan desde el mismo momento en que salimos de casa y tenemos que elegir cómo llegar al trabajo.

Podemos optar por opciones saludables y amigables con el medio ambiente como la bicicleta o caminar, pero si las circunstancias no lo permiten optaremos siempre por el transporte público o compartir el coche con otros compañeros que vivan por la zona o de camino. Además, cuando lleguemos cambiaremos el ascensor por las escaleras.

Dentro del lugar de trabajo podemos generar una serie de rutinas que permitan reciclar y consumir menos (así también ahorrarnos dinero). Algunas de las acciones que podemos hacer son:

Cambiar los vasos de plástico, botellas, etc… por vasos y tazas reutilizables.

Cambia el papel para secarse las manos por toallas de tela.
Sustituir las lámparas normales por otras de bajo consumo y aprovechar al máximo la luz natural.

Configura el ordenador en modo ahorro de energía y no olvidarnos de apagar aparatos y regletas cuando terminemos de trabajar.

Antes de encender la calefacción nos preguntaremos si no sería suficiente con ponernos una chaquetita o sudadera. Configuraremos los aparatos en modo eco y respetando la temperatura ideal 20-21ºC.

El aire acondicionado debe estar entre los 24-26ºC para evitar derrochar energía.
Cuidado con el papel

En las oficinas se desperdicia una gran cantidad de papel, por lo que deberemos pensarnos dos veces si necesitamos realmente imprimir ese papel. Podemos utilizar un papel con certificado eco y cuando usemos la impresora configurar la opción borrador, para ahorrar tinta, e imprimir en doble cara, para ahorrar papel.

Y por último, no olvidaremos crear un punto verde dentro de nuestra oficina en el que reciclemos el papel, cartón, envases de plástico o algún vidrio. Tenemos que ser siempre conscientes de nuestro impacto en el medio ambiente, ¡aunque estemos trabajando!

 

hogarutil

Miércoles, 09 Julio 2014 20:27

Consejos ecológicos al desechar basura

 

piensaverde09julio

A continuación te damos un listado y algunos consejos para beneficiar al medio ambiente al momento de desechar la basura en casa, el trabajo, escuela, etcétera.

• Procura no desechar residuos ni productos que contengan pintura, aceite, productos tóxicos o flamables, químicos, thiner o fluidos de automóvil en el drenaje. Si vas a desecharlos en la basura, procura colocarlos dentro de una bolsa o recipiente, cerrarlo bien y entonces tirarlo para evitar que las toxinas de esos productos se esparzan y tengan contacto con el medio ambiente.

• Si planeas deshacerte de pilas o productos electrónicos que ya no funcionen, procura buscar el lugar indicado en donde puedas hacerlo y no lo arrojes junto con la basura convencional.

• Procura minimizar al máximo el uso de bolsas de plástico para desechar basura. Hoy en día es posible depositar la basura en cajas de cartón o bolsas orgánicas hechas de fibras o materiales reciclados.

• Si te es posible, separa los desechos orgánicos en un recipiente aparte y haz una composta con tierra para depositarlo en el pasto o en las plantas de la casa.

• Cuando vayas a tirar un envase hecho de cartón (tetra pak) o un galón de leche, procura aplastarlos completamente para sacar el aire dentro de ellos y así evitar la contaminación de espacio.

 

piensaverde04julio

1. Compra baterías recargables, de venta en cualquier supermercado y aprende a desechar las que ya no pueden utilizarse correctamente, ya que son muy dañinas para el medio ambiente.

2. En vez de poner a tu computadora a hibernar, mejor apágala completamente y desconéctala para que no siga consumiendo energía innecesaria.

3. A la hora de empacar comida para ir al trabajo o a la escuela, procura utilizar bolsas de papel reciclado o una lonchera reutilizable en vez de bolsitas de plástico.

4. Procura apagar las luces de la casa cuando salgas o cuando no las estés utilizando, la cuenta en el recibo de luz disminuirá considerablemente.

5. Procura comprar más libros usados o electrónicos en vez de libros nuevos.

6. Utiliza las escaleras en vez del elevador. Ejercitarás tu cuerpo y ahorrarás energía.

7. Saca toda la basura de tu carro y cosas que generen mucho peso ya que esto hace que se gaste más gasolina.

8. Compra un abrelatas que no sea eléctrico, ¡realmente no es difícil!

9. Mantener tu congelador lleno hace que funcione de una forma más eficiente que uno vacío. ¡Sácale provecho!

10. Procura tomar café en un recipiente reutilizable en vez de gastar y comprar vasos de unicel o papel una y otra vez.

 

 

piensaverde11junio

1. Utiliza servilletas de tela

a. Son más eficientes, duran más y puedes ahorrarte mucho más dinero que comprando servilletas de papel.

2. Si optas por utilizar servilletas de papel, compra de las recicladas.

3. Cocina en casa y haz tus propias recetas

a. En vez de comprar alimentos procesados cocina tus propias recetas de principio a fin, de esta manera serás más natural y no contribuirás a la alimentación artificial.

4. Apaga el horno cinco minutos antes de que los alimentos estén listos.

a. A este grado, el horno seguirá lo suficientemente caliente para que los alimentos se terminen de cocinar sin necesidad de estar prendido y tu ahorrarás más energía y luz.

5. Reduce la compra de vasos y platos desechables lo más que se pueda.

a. El agua que utilizas para lavar los platos perjudica en mucha menor proporción al medio ambiente que comprar vasos y platos desechables, ya que muchos están hechos de materiales dañinos para el medio ambiente.

b. Si necesitas vasos y platos desechables, compra reciclados y de cartón o papel en vez de hielo seco o unicel.

6. No utilices bolsas de plástico cada vez que vas al supermercado

a. En vez de eso, compra una bolsa reusable o de materiales reciclables cada vez que vayas de compras.

7. Utiliza termos reusables para el agua en vez de comprar botellas cada vez que lo necesites.

 

 

piensaverde29mayo

 

Una manera fácil y muy eficaz de ayudar al medio ambientes es reemplazando productos de limpieza con un alto contenido en químicos por un producto biodegradable, casero, económico y más gentil con el miedo ambiente que tú misma puedes hacer.

Es posible crear un limpiador de drenajes y tuberías con tres simples y sencillos ingredientes disponibles en cualquier supermercado.

Necesitarás:

- ½ taza de bicarbonato de sodio

- 1 galón de agua

- 1 taza de vinagre

- ½ limón

Primero, se vierte la media taza de bicarbonato en el área del drenaje que se desea limpiar.

Mezcla la taza de vinagre con el jugo de medio limón.

Pon la mezcla en el área a limpiar después del bicarbonato de sodio y después de esperar 5 minutos, vierte el galón de agua caliente por el drenaje y para limpiar el bicarbonato y el vinagre y dejar el área limpia.

 

Jueves, 15 Mayo 2014 17:32

El ABC de las compras verdes

 

piensaverde15mayo

Ser un consumidor sustentable es mucho más fácil de lo que parece, sólo debes reflexionar acerca de las compras que realizas e integrar opciones verdes en éstas.

Las Páginas Verdes es una guía para lograrlo, pero depende de ti qué tan lejos puedes llegar para hacer un cambio en tus hábitos de consumo. Un consumidor sustentable es aquel que compra productos y servicios que realmente necesita y lo hace de manera informada, consciente de los impactos y la huella ecológica que deja el producto en su ciclo de vida.

Además, usa sus adquisiciones de forma eficiente y dispone de forma responsable los desechos que genera. A continuación te presentamos los 10 puntos más importantes al tomar una decisión de compra, para que involucres al consumo sustentable en tu día a día.

1. Pregúntate de qué está hecho el producto. Al conocer cuáles son sus materias primas, sabrás si provienen de recursos naturales bien aprovechados y si se recuperarán en cierto plazo.

2. Investiga cómo fue hecho el producto, los procesos productivos y los materiales usados durante su creación; muchas veces son sumamente agresivos con el medio ambiente. Busca productos que sustituyan a los tradicionales por otros con menor impacto ecológico.

3. Escoge productos que consuman menos energía al momento de ser utilizados.

4. Adquiere aquellos productos y servicios que promuevan procesos sociales responsables y de comercio justo.

5. Compara la procedencia de un producto, elige las alternativas locales para fomentar la economía de tu comunidad.

6. Elige productos que se hayan hecho cerca de donde vives, así tu compra tendrá una menor huella ecológica por el transporte.

7. Toma una decisión inteligente y verde. Usa estas recomendaciones y tu conocimiento para comparar las opciones que tienes en el anaquel.

8. Pregúntate si realmente lo necesitas. Si preparas una lista de compras antes de ir a la tienda, puedes evitar la adquisición de elementos redundantes o innecesarios, lo que también trae como consecuencia reducción los residuos.

9. Al final, separa correctamente los residuos reciclables de los no reciclables; deséchalos correctamente.

10. En medida de lo posible, ¡reutiliza!
Recuerda, cuidar al planeta es tan fácil como comprar productos que no lo dañen. ¡Sé un consumidor más sustentable en sólo 6 pasos dando click en la imagen!

Fuente: www.imujer.com

Jueves, 10 Abril 2014 17:59

20 tips para cuidar el planeta

 

piensaverde10abril

Principios básicos

1. Infórmate. Conoce la problemática ambiental que hay en tu comunidad, en tu país y en tu planeta. Estar informado te permite saber qué hacer para proteger el medio ambiente.

2. Alza la voz. No basta con saber: hay que pronunciarse, denunciar, cuestionar, proponer, pasar la voz, motivar...

3. Actúa. Cada una de tus acciones impacta negativa o positivamente nuestros ecosistemas. No creas que tirar una basura no importa porque sólo es una... no creas que levantar una basura no sirve porque sólo es una. Todo cuenta, así que cada cosa que hagas que sea en favor del planeta. El papel de la acción ciudadana es hacer valer nuestros derechos y actuar como testigos de la sociedad ante aquellos actos y hechos que lesionan tales derechos. En muchos casos ha sido la sociedad civil la que, con sus demandas, ha impulsado la creación de normas y programas ambientales, al exigir acciones concretas ante problemas determinados. En Greenpeace creemos que para lograr este fin se debe optar siempre por una estrategia de acción no-violenta. Esto implica el respeto por todas las personas (ya sean aliados, neutrales o adversarios).

4. Exige a los tomadores de decisiones, a tus gobiernos (municipales, locales o federal) políticas públicas en beneficio del medio ambiente.

5. Únete a Greenpeace. Como voluntario, como socio donador o cómo ciberactivista. Sólo con tu talento, tus conocimientos, tu tiempo y tu donativo podemos hacer más. Hazlo entrando aquí.
La quema de combustibles fósiles ocasiona más cambio climático, por ello para evitar el calentamiento global disminuye tu consumo de petróleo. Usa bicicleta, transporte público o comparte el auto cuando lo utilices.

6. Elige productos que no estén envasados en plástico y recicla o reutiliza los envases.

7. Compra frutas y verduras orgánicas (los fertilizantes y pesticidas suelen ser derivados del petróleo).

8. Comprar productos de belleza (shampoo, jabón o maquillaje) elaborados con ingredientes naturales, no derivados del petróleo.

9. Elige productos elaborados localmente. De esta manera se reduce el consumo de combustibles empleados para su transporte.

10. Prefiere la ropa hecha de algodón orgánico y no de materiales derivados del petróleo.

11. No uses artículos desechables.

12. Viaja menos en avión.

13. Demanda el uso de las energías renovables en lugar de los combustibles fósiles.

14. Cambia tu calentador por uno solar.
Producir y distribuir la energía genera gran cantidad de gases de efecto invernadero, por eso, para cuidar el planeta ¡ahorra energía!

15. Aprovecha la energía solar. No sólo como luz natural, también como fuente para recargar tus aparatos, hay cargadores solares para muchas cosas como celulares, relojes, calculadoras, etc.

16. No desperdicies energía. Apaga las luces que no utilices y desconecta los aparatos eléctricos.

17. Cambia definitivamente los focos de bombilla por focos ahorradores.

18. Tu refrigerador usa más energía que cualquier otro aparato en tu hogar pero éstos son los pasos para mantener su consumo de energía al mínimo
• Mantenerlo en entre 3 y 5°C, el congelador en entre -17 y -15°C.
• Abre la puerta lo menos posible y por un corto periodo para conservar la energía.
• No lo ubiques cerca de una fuente de calor.
• Limpia los carretes del condensador que se encuentran detrás o debajo del refrigerador por lo menos una vez al año.

19. Y siguiendo en la cocina. Usa ollas de presión, pues gasta poca energía. Utiliza sartenes y ollas con fondo plano y con un diámetro superior al de la superficie de la parrilla, así la cocción será más rápida y ahorrarás energía.

20. No precalientes el horno. Es innecesario. Además, apágalo 15 minutos antes, el calor que queda en el horno terminará la cocción.

 

 

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones