Martes, 02 Agosto 2016 17:12 Publicado en Familia

 

familia2agosto

En el artículo anterior comentábamos la importancia de la comunicación con nuestras hijas reforzando las conductas positivas, ya que conforme crecen, aparecerán obstáculos que entorpecerán la relación que tienes con tu hija. La autora del libro Padres fuertes comenta que las hijas mencionan que sus padres las escuchan más y las sermonean menos que sus madres, pero esto puede ser una trampa, ya que es más difícil la atención del padre.

Escúchala
Tu hija necesita tu atención porque intuye la fuerza que se esconde detrás de tu silencio. Sabe si estás interesado en ella, es por eso que debes de poner especial atención cuando conversan; si confirma tu interés en ella, aumentará su confianza en sí misma y se sentirá querida por quien es.

La calidad de nuestra relación con las personas depende del tipo de conversaciones que tenemos con ellas. Cuando converses con tu hija y lo que dice te parezca una tontería o crees que es necesario intervenir con una opinión o consejo, detente y escúchala, no tienes por qué opinar siempre. A veces es mejor observar y escuchar, después busca un medio para retomar el asunto y aconsejarla. Ella necesita a alguien que la escuche sin cuestionarla. No querrá hablar nunca contigo si sabe que cuando te cuenta algo recibe una reprimenda. Presta atención a sus palabras y creencias. Si tu hija tiene confianza cuando la escuchas, vendrá una y otra vez a hablar contigo.

Muchos padres piensan que al ejercer autoridad pueden perder el cariño de sus hijos, pero no es así. Hay momentos para ejercer su autoridad, como cuando pones límites en la hora de llegada; si no puedes ir por tu hija cuando sale de casa, procura esperarla y recibirla con un beso para que de esa manera sepa que estás al pendiente de ella.

Dedícale tiempo
Procura pasar tiempo a solas con tu hija. Ser padre significa que tenemos que prescindir de parte de nuestro tiempo, no es cosa fácil y nadie nos dijo que así tendría que ser. Ella no necesita que hagas mucho, a veces nada, lo único que necesita es estar contigo. No te compliques con la planeación de alguna actividad con la que no podrás cumplir, a veces solo basta con acompañarla a la tienda y platicar unos minutos con ella. Ella solo necesita saber que estás allí.

Que no te incomode estar solo con tu hija, hazle preguntas para conocerla mejor y así tener una mejor comunicación, si empiezas ahora, será más fácil cuando sea adolescente y la recompensa será muy grande. Pero si ya está en la adolescencia, no te preocupes, no has llegado tarde, es la edad en la que más te necesita. Recuerda que entre más grande sea, más necesita del papá que de la mamá.

Escúchala y presta atención a todos los detalles. La autora del libro comenta que las hijas dicen que las conversaciones más importantes que han tenido han sido con sus padres. Si las escuchas y las tomas en cuenta, ellas cuidarán más de su persona y evitarán los problemas.

Ten fuerza de voluntad
Como padre sabrás que el amor requiere trabajo y fuerza de voluntad. El amor no es solo sentir algo bonito, se requiere querer con la cabeza. Los sentimientos románticos experimentan muchos altibajos, incluso el amor perfecto necesita un acto de voluntad. Hay que vivir en un mundo real y tu pragmatismo le ayudará mucho a tu hija a tener los pies en la tierra. El auténtico amor es resuelto, requiere esfuerzo, te obliga a que reprimas tu lengua cuando estás enojado y nos obliga a realizar auténticas hazañas.

Me despido con esta frase que la autora recoge del pensador Oswald Chambers: “Si el amor no hace trascender al hombre, es que no es amor. Si el amor es siempre discreto, siempre prudente, siempre sensible y calculador, y no se deja llevar más allá de sí mismo, no es amor en absoluto. Podrá ser perfecto, podrá ser calidez de sentimiento, pero no tiene en sí la verdadera naturaleza del amor”.

Rafael Fontes Lohr es Coach de negocios, desarrollador de competencias humanas y directivas. Tiene una Maestría en Asesoramiento Educativo Familiar. Recibe comentarios al correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. Cel: 662 276 3288

Lunes, 01 Agosto 2016 22:29 Publicado en Familia

 

familia1agosto

El verano casi termina y aún queda tiempo para salir a pasear con la familia a esa playa soñada, el campo o esa ciudad que hemos querido visitar desde hace tiempo. Pero surge un problema en el que no habíamos pensado: ¿Qué hacemos con nuestra mascota? ¿Quién la va a cuidar?

Afortunadamente ya existen varias opciones de hotel para mascotas en nuestra ciudad en donde se les brinda cuidados especiales: alimentación, paseos y baños, entre otras atenciones.

Por supuesto que a nuestra querida mascota no la podemos dejar en manos de cualquier persona, es por eso que a continuación te dejamos una lista con algunas recomendaciones para cuando llevemos a nuestro mejor amigo: Busca un lugar que tenga espacios amplios y zona de ejercicio, que sea limpio, sin ruido y además esté bien ventilado, que tenga un clima controlado en caso de que sea invierno o verano.

El lugar debe de contar con personal capacitado en el manejo de mascotas.
En caso de las clínicas veterinarias que ofrecen servicio de guardería, deben de tener un espacio donde no se mezclen las mascotas enfermas con las sanas.

Debes de dejar indicaciones en cuanto a los horarios, frecuencia y cantidad de alimento que se va a ofrecer a tu mascota.
Si está recibiendo alguna medicación, asegúrate de dejar suficiente medicamento (y un poco más) por el tiempo que se queda en guardería, así como especificar los horarios de medicación.

Te recomiendo dejar el teléfono y dirección de tu médico veterinario por si surgiera alguna eventualidad médica para que el personal del hotel tenga a quien dirigirse. No olvides avisar a tu médico que tu mascota se quedará en un lugar determinado para que también esté al pendiente.
Es muy recomendable que tenga todas sus vacunas vigentes y, de ser posible, algún tratamiento preventivo contra garrapatas (FrontLine o Bravecto).

Una buena idea es llevar su propio plato de agua y comida, así como algún juguete que le guste mucho a tu mascota para que se sienta más confiado y tranquilo.

Por último, asegúrate de dejar un número telefónico o correo electrónico para que se puedan comunicar contigo si surge alguna eventualidad.

Ahora sí, ambos podrán disfrutar de unas increíbles vacaciones.

MVZ Tabaré Monzalvo Curiel
Dirección: Morelos no. 74 col. Constitución
Teléfono 214-50 25 y 214-2380
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Jueves, 28 Julio 2016 19:38 Publicado en Familia

 

familia28julio

En la mayoría de las conferencias que he impartido de “disciplina positiva” siempre surge este tema: el WhatsApp. Y cuando lo menciono y empiezo a pedir que levanten la mano aquellas madres que tienen grupos de WhatsApp de cada uno de los grupos de sus hijos, se empiezan a escuchar muchas “risitas” escondidas. Personalmente me encanta cuando iniciamos con este tema, pues como madre también me siento muy identificada; y más que sentirnos culpables, se trata de afrontar este tema para poder ser conscientes a la hora de desarrollar habilidades en nuestros hijos.

Sin duda, la mayoría de los padres de familia queremos formar futuros adultos responsables, capaces de asumir compromisos, que cooperen tanto en casa como en la escuela, y claro, también queremos que sean ciudadanos independientes y con un sentido de comunidad. Entonces, ¿cómo podemos fomentar el desarrollo de estas habilidades en nuestros hijos hoy en día?, ¿cómo podemos desarrollar en ellos su percepción de “ser capaces”? Para explicarlo daré un ejemplo que se da entre los niños: ¿Te ha pasado alguna vez que llegas a tu casa cargando mil cosas y uno de tus hijos recuerda de último momento que olvidó apuntar la tarea? Creo que nos ha pasado a todas en algún momento. Nosotras, tratando de ayudar a nuestros hijos, sacamos el celular y preguntamos en el grupo de WhatsApp que tenemos con las demás madres de familia qué tarea les dejaron. Sin duda alguna, no nos damos cuenta del daño que les estamos haciendo a nuestros hijos al no hacerlos responsables de sus actos.

Hemos confundido la diferencia entre responsabilidad e hiperprotección. La Dra. Jane Nelsen, pionera de la Disciplina Positiva, nos dice lo siguiente “Entre más se responsabilice usted de la tarea, menos se responsabilizará él”. Ten cuidado de no hacerte responsable del trabajo de tus hijos y después vivir bajo la ilusión de que ellos están siendo responsables solo porque la tarea en sí se realiza. “Cuando los padres asumen las responsabilidades de los niños o adolescentes, ellos encuentran difícil ser independientes y responsables porque es más fácil dejar que otras personas hagan las cosas por ellos”, comenta Jane Nelsen.

Sugerencias:

•No te sientas como mala madre si no eres su agenda. Nos comportamos como madres irresponsables si no educamos a nuestros hijos para que sean independientes y autónomos.

•Hazle saber a los maestros de tus hijos que piensas que la escuela es responsabilidad de los niños, que si hay algún problema tú estarás dispuesta a sentarte con ellos y tus hijos para ayudar a solucionarlo, si es que el niño desea tu ayuda.

•Muestra confianza cuando tus hijos aprendan a través de los fracasos en lugar de avergonzarlos, castigarlos o humillarlos por ello.

Los niños deben aprender que pueden pensar por sí mismos y asumir las consecuencias de sus decisiones, pueden descubrir que los errores son maravillosas oportunidades para aprender a resolver sus problemas, sentirse bien de sí mismos, saber que tienen el valor y la confianza para manejar las situaciones que la vida les presente y que sus padres los apoyan cuando se hacen responsables de pedir su ayuda.
Eso es disciplina positiva: estar presentes para guiar y formar futuros adultos capaces, con un sentido de proactividad, comunidad, cariño, respeto y empatía al mismo tiempo.

Handy Campillo es Coactive Coach, certificada por la Asociación de Disciplina Positiva para padres de familia y en el aula, es miembro activo de la Asociación de Disciplina Positiva, con sede en San Diego. Candidate Lead Trainer by the PDA. Esposa, madre de 3 hijos, maestra y facilitadora del programa de Disciplina Positiva en Sonora y Arizona.

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones