Miércoles, 28 Septiembre 2016 18:59 Publicado en Familia

 

familia28septiembre

Enfrentar un diagnóstico de cáncer supone sentir sensaciones y sentimientos inesperados no gratos, así como la presencia de emociones negativas como el miedo. El miedo estará latente en la vida de aquellas personas que son amenazadas por este tipo de padecimientos. Experimentar en sí mismo la sensación de perder todo de un día para otro no es nada fácil.

Las personas que viven esta situación crean una nueva interpretación de nuestra realidad. Las condiciones personales y, especialmente, el manejo emocional que decida ante esta situación determinarán su futuro.


Las situaciones personales a considerar son: estado y pronóstico de enfermedad, edad, género, espiritualidad, fe, situación familiar, estado socioeconómico, cultura, influencias del sistema social y características intrínsecas de personalidad como la capacidad de ser flexible ante las situaciones difíciles y el manejo de las emociones.

¿Cómo superar el miedo del cáncer?
En muchas ocasiones el miedo será difícilmente superado de manera permanente, sin embargo, la intensidad de esta emoción, su presencia y frecuencia pueden ser modificadas positivamente. Hacer una valoración y un aprovechamiento consciente de todos los recursos personales que le permitan accionar será valioso para dicho cambio.

Una de las condiciones para poder transitar del miedo, y todas sus sensaciones negativas, hacia una mejor emocionalidad consistirá en ser capaz de poder convertir una situación negativa en una oportunidad que proporcione crecimiento personal y vida. La autoconsciencia y una actitud proactiva hacia los cambios favorables que se busquen serán importantes para lograr con éxito esta transición.

Algunos de los elementos importantes:
•Descubrir todos aquellos comportamientos de conducta que impidan el logro del bienestar emocional.
•Resaltar siempre las virtudes y desenfocarnos en las limitaciones.
•Hacer un replanteamiento de todo: amigos, trabajo, proyectos, etc.
•Adoptar un sentido de responsabilidad y evitar victimizarse ante las circunstancias. El entorno no es necesariamente culpable de lo sucedido.
•Los seres humanos estamos preparados para procesar los cambios, enfrentar la adversidad de la vida y manejar la emocionalidad.
•Hacerse responsable y concretar la búsqueda de un mejor estado emocional, lo cual funcionará como impulso hacia los objetivos planteados; mantener la esperanza le da sentido a la vida.
•Buscar compañía cuando se está inmerso en el miedo servirá para modificar y redirigir hacia mejores situaciones con miras al futuro.


Finalmente, lograr transportar el miedo a un bienestar emocional puede convertirse en una experiencia de aprendizaje, fortalecimiento personal e integración de estrategias para enfrentar lo que el futuro depare.

Lic. Myreya Amavizca-Valle es psicóloga Clínica, cuenta con Maestría en Gestalt, Diplomado en Medicación Familiar y Especialidad en Derecho y Psicología de Familia, además de Certificación en Coaching Transformacional.

Recibe comentarios al correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Viernes, 09 Septiembre 2016 17:37 Publicado en Familia

 

familia9septiembre

Estamos por arrancar (de nueva cuenta) la época de clases y millones de niños estarán volviendo a las aulas en estos días. Para que el viaje a la escuela y de regreso sea lo más seguro posible, hemos recopilado los 5 modelos más seguros dentro del segmento de los SUV (utilitarios deportivos). Aquí te presentamos las mejores opciones.

• Volvo XC90 2016
Como ya es una tradición, la marca proveniente de Suecia siempre pone especial empeño en ofrecer la máxima seguridad en sus modelos. En el caso específico del XC90, un SUV de tamaño mediano, ha recibido las máximas calificaciones en el tema de seguridad gracias a los sistemas pasivos y activos con los que cuenta. Además, equipa la tecnología City Safety que evita o mitiga colisiones con otros vehículos.


• Toyota RAV4 2016
Toyota, además de ser famosa por la durabilidad de sus autos, también ha puesto atención al apartado de seguridad. La nueva generación del exitoso RAV4 ha recibido las notas más altas dentro de su segmento en las pruebas de impacto que se le han realizado por las instituciones correspondientes en los Estados Unidos.
Entre algunos otros sistemas a destacar están las bolsas de aire frontales de última generación y el cierre centralizado de seguros.


• Subaru Forester 2016
La marca japonesa ha dado un salto de calidad en todos sus productos desde hace algunos años a la fecha. El Forester es una prueba fehaciente de lo anterior y ha sido calificada con 5 estrellas por parte de la NHTSA (Administración de la Seguridad en Carreteras, por sus siglas en inglés). Una de sus principales características es la tracción en las cuatro ruedas, la cual nos sirve para tener un manejo más seguro bajo cualquier condición climática.


• Nissan Pathfinder 2016
Aunque el modelo 2017 del Pathfinder de Nissan ya ha sido presentado, es buen momento para hacerse de un 2016 a buen precio. El Nissan Pathfinder cuenta con bolsas de aire frontales, laterales y de las conocidas como “tipo cortina”. Debido a los buenos resultados en sus exámenes de colisión, este Nissan se ubica en cuarto puesto en nuestro conteo.


• Dodge Durango 2016
El famoso Dodge Durango, además de presumir uno de los mejores frontales de toda la industria, lleva también uno de los motores con mejor respuesta. En cuanto al apartado de la seguridad, el Durango ofrece el Sistema de Advertencia de Colisión Frontal, el cual actúa en situaciones de emergencia y asiste al frenado, según se necesite. Para quienes sufren a la hora de aparcar, el sistema de Asistencia ParkView es una gran solución.


• Mitsubishi Outlander 2016
La nueva generación de este modelo ha sido la confirmación de lo bien fabricados que están los autos de la marca. El nuevo Outlander, al igual que el Pathfinder de Nissan, equipa tres tipos de bolsas de aire, pero además cuenta con el sistema de asistencia en pendiente, para que el vehículo no se vaya hacia atrás cuando pasamos el pie del freno al acelerador si es que estamos en una subida pronunciada. Por cierto, lleva también el monitor de presión de neumáticos para saber cuál de ellos está perdiendo presión.
Fotos: sitios de prensa

Alejandro Saldívar es coordinador de contenidos en Grinta Publishing Services
www.queautocompro.com
www.facebook.com/queautocompro
Twitter: @queautocompro

 

Jueves, 08 Septiembre 2016 22:08 Publicado en Familia

 

familia8septiembre

Se llama hipoacusia a la disminución en la capacidad de escuchar por lesión del oído externo, medio, interno o del nervio auditivo. La hipoacusia puede limitar las habilidades de comunicación, ya que sin audición no hay imitación de sonidos y sin imitación no hay desarrollo del lenguaje.


La hipoacusia se puede clasificar en prelingual (0 a 2 años), perilingual (2 a 5 años) y postlingual (mayores de 5 años) si se perdió la audición antes, durante o después del aprendizaje del lenguaje respectivamente. También se puede clasificar en relación al grado de sordera como superficial, media, severa y profunda. Puede ser conductiva cuando se afecta el oído medio, sensorial cuando se afecta el oído interno y neurosensorial cuando se afecta el oído interno y el nervio auditivo. Algunas hipoacusias son reversibles y otras pueden ser permanentes.


El origen de la hipoacusia puede ser genético o adquirido. Dentro de las causas adquiridas está la prematurez, bajo peso al nacer, hipoxia, estancia en la unidad de cuidados intensivos neonatales de más de 5 días, hiperbilirrubinemia, exposición a medicamentos tóxicos para el oído, traumatismo de cráneo, así como antecedentes de otitis medias recurrentes o perforación timpánica.


¿Cómo identificar si mi hijo tiene problemas auditivos?
Los padres pueden identificar si su hijo tiene problemas auditivos si el niño requiere llamarlo en varias ocasiones para que voltee, si no reacciona ante un ruido fuerte, si al hablar por teléfono se cambia el auricular de oreja, si presenta un bajo desarrollo del lenguaje en comparación con otros niños de su misma edad o si el niño pide todo señalando con el dedo índice o con gestos. En niños más grandes puede haber quejas por dolor de oídos, también pueden tocarse constantemente las orejas cuando hay ruidos fuertes y subir el volumen de la televisión y ser distraídos.


El tamiz auditivo neonatal es una prueba rápida y sencilla con resultados inmediatos que permite valorar la función auditiva, se debe realizar en los primeros 30 días de edad. La timpanometría es una prueba que permite valorar la integridad del oído medio a cualquier edad y descartar otitis media serosa, que es la principal causa de sordera transitoria en niños entre 2 y 5 años de edad (motivo por lo que se sugiere realizarla previo al ingreso a preescolar).


Después de los 4 años de edad, el estudio para evaluar la audición es la audiometría, ya que permite identificar el volumen en el que el niño escucha los diferentes tonos (ya sean agudos o graves). Se sugiere realizarla de manera sistemática previo al ingreso a la primaria para poder permitir un adecuado aprendizaje a la lectoescritura.


¿Existe un tratamiento para la hipoacusia?
El tratamiento de la sordera va en relación a la causa y al grado de sordera. Se puede realizar la adaptación de auxiliares auditivos que procesan y amplifican la señal sonora. En pacientes con hipoacusias profundas bilaterales se puede optar por el implante coclear, cuyo componente interno se coloca por medio de la cirugía. Además, es indispensable el apoyo de la terapia de lenguaje o terapia auditivo verbal. El intervenir de manera temprana en un niño con sordera permite la adquisición y desarrollo del lenguaje para lograr una integración social y educativa exitosa.


Mito: Puedo saber si mi hijo escucha aplaudiendo cerca de su oído.
Realidad: Los niños pueden reaccionar ante sus otros sentidos, identificar la expresión facial de los padres, sentir el movimiento del aire ocasionado por el aplauso o la vibración de los objetos cercanos.

Mito: Mi hijo es “flojito” para hablar, podemos esperar hasta que crezca.
Realidad: Ningún retraso en el desarrollo del lenguaje es normal. Siempre se debe realizar un abordaje diagnóstico completo, iniciando por pruebas auditivos. Si se retrasa la intervención, las consecuencias pueden ser irreversibles.

Mito: No se puede usar aparatos auditivos en los bebés.
Realidad: Se puede realizar adaptación de auxiliares auditivos, en caso necesario, desde 1 mes de edad. Mientras más pequeño se realice la intervención, mejor es el pronóstico a largo plazo. (Cuadro aparte)

Dra. Olivia Paola Millán Gianini es médico especialista en Audiología, foniatría y otoneurología. Blvd. Vildósola 167. Villa de Seris.

Recibe comentarios al correo Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. Tel. (662) 213 7990

 
 

Edición Impresa

Nuestras Ediciones